Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos años de cárcel a un edil de Senterada por un delito contra el medio ambiente

Un juez de Lleida ha condenado a Francisco Suranell Molí, concejal de Convergència i Unió (CiU) en el municipio de Senterada (Pallars Jussà), a dos años de prisión por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente. El acusado, propietario de una granja de cerdos, fue juzgado por verter una cantidad indeterminada de purines (defecaciones y orines de cerdos) al cauce del río Flamicell, lo cual causó la muerte de unos 4.000 peces de distintas especies.

Esta ha sido la primera condena por delito ecológico dictada en Lleida contra un ganadero por arrojar purines a un río, una práctica ilegal que se ha repetido numerosas veces en diferentes puntos de un territorio que cuenta con un elevado índice de explotaciones ganaderas. El juez también ha inhabilitado a Suranell por un periodo de dos años para el ejercicio de la actividad ganadera y, además, deberá indemnizar a la Sociedad de Pescadores de la Vall del Bossia con una cantidad que se determinará en la fase de ejecución de la sentencia.

Los hechos por los que el edil de Senterada ha sido condenado se produjeron en la noche del 21 de agosto de 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de mayo de 2003