Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reina, encantada con el futuro nieto

La familia real británica tendrá un nuevo miembro en diciembre, ya que el príncipe Eduardo y su esposa, Sophie Rhys-Jones, esperan un hijo, según anunció ayer el Palacio de Buckingham en un comunicado. "Sus altezas reales el conde y la condesa de Wessex se complacen en anunciar que esperan un bebé para diciembre. La reina y el duque de Edimburgo, así como los miembros de ambas familias, están encantados con la noticia", afirma el comunicado. Asimismo, la portavoz de la condesa afirmó que Sophie, de 38 años, se siente "un poco cansada", pero se encuentra "perfectamente". "Sophie y Eduardo están encantados con la noticia", añadió, agregando que la condesa suspenderá todos sus compromisos oficiales siguiendo los consejos del médico que la atiende. Por su parte, el príncipe Eduardo cumplió ayer con sus obligaciones y visitó un centro para adultos discapacitados en Devon, y agradeció a todos las felicitaciones recibidas por la noticia de la paternidad. "Siento mucho que mi esposa no pueda estar aquí. Le han dicho que tiene que tomarse las cosas con calma, son órdenes del médico y no puede desobedecerlas", afirmó. El nuevo miembro de la familia real será el séptimo en la línea de sucesión al trono. Este nuevo embarazo serviría para superar el trauma del aborto sufrido por la esposa del príncipe Eduardo en diciembre de 2001.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de mayo de 2003