Los 70 tripulantes del submarino chino murieron asfixiados

Los marinos estaban en sus puestos y Pekín evita explicar las causas del accidente

Los 70 tripulantes del submarino chino accidentado en aguas del mar Amarillo murieron asfixiados, según el diario de Hong Kong Wen Wei Po, próximo al Gobierno de Pekín, y que cita fuentes militares. Según los investigadores, la nave no presentaba signos de haber sufrido una explosión ni de haberse inundado. Los marineros y observadores a bordo fueron encontrados en sus puestos.

El submarino, que participaba en unas maniobras, perdió contacto con el centro de mando horas antes del desastre, según el periódico. Navegaba en aguas cercanas a la ciudad de Yantai, frente a la península coreana. La nave, de la clase Ming, fue localizada por unos pescadores, que vieron un periscopio que sobresalía del agua.

El Gobierno chino no ha informado de cuándo se produjo el accidente ni a qué puerto fue trasladado el submarino, aunque cuando anunció la noticia el viernes aseguró que Jiang Zemin, presidente de la Comisión Militar Central, había enviado su pésame a las familias de los fallecidos ese mismo día. También dijo que el desastre se debió a "problemas mecánicos", sin dar más explicaciones. La tripulación habitual de los Ming es de 46 marineros y nueve oficiales.

La noticia fue recogida el sábado por los medios de comunicación chinos, una señal de la voluntad del Gobierno de incrementar la información a sus ciudadanos, aunque faltaban respuestas a algunas preguntas claves.

Según algunos analistas extranjeros, podría haberse producido una fuga del ácido de las baterías, que mezclado con el agua salada habría provocado el gas tóxico que envenenó a la tripulación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS