Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doce municipios denunciarán el ruido de Barajas en Estrasburgo

Una sentencia obligó en 2001 a Londres a indemnizar a ocho vecinos del aeropuerto de Heathrow

Los gobiernos de 12 municipios cercanos al aeropuerto de Barajas anunciaron ayer que acudirán al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para reclamar indemnizaciones por el ruido de los aviones en operaciones nocturnas, si antes los jueces españoles no les dan la razón. Los vecinos enarbolan una sentencia de ese tribunal que, en 2001, se apoyó en el "derecho al respeto de la vida familiar" para obligar al Gobierno británico a resarcir con dinero a ocho residentes que no podían conciliar el sueño por culpa de los aviones que despegan del aeropuerto de Heathrow.

Representantes de los ayuntamientos de Torrejón de Ardoz, San Sebastián de los Reyes, Coslada, Tres Cantos, Alcobendas, Mejorada, Algete, Loeches y San Fernando se citaron ayer en este último municipio para estudiar cómo les afectará la ampliación de Barajas con la cuarta y quinta pistas. Los reunidos prepararon el encuentro que mantendrán con Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) el próximo día 30. Otras tres localidades (Fuente el Saz, Rivas y Valdetorres) se sumaron expresamente a los acuerdos adoptados a través de sendos comunicados, según la alcaldesa de San Fernando, Montserrat Muñoz (IU).

Estos 12 municipios -de un total de 24 afectados por la ampliación del aeródromo- están gobernados por PSOE, IU o grupos independientes, salvo Fuente el Saz, con alcalde del PP. Entre todos suman 460.000 habitantes. "Lo primero que vamos a exigir a AENA es que aclare con qué métodos va a establecer la huella acústica [las viviendas que quedan incluidas en esa huella deben ser insonorizadas]. Y que las medidas para minimizar el impacto acústico se pongan encima de la mesa antes de que entren en funcionamiento las pistas, y no después", advirtió Muñoz. "Lo que no puede ser es que pase como con la tercera pista: cuatro años después de su construcción sólo hay 5.000 casas insonorizadas de las 17.000 acordadas", precisa.

Pero, paralelamente a esas negociaciones, los municipios afectados por los ruidos de los aviones ya están tanteando la vía judicial para asegurarse su derecho al descanso. "Vamos a ir primero a los tribunales españoles. Pero, si eso no da resultado, llegaremos a Estrasburgo", señaló Muñoz. Tienen a su favor un precedente: en octubre de 2001, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en esta ciudad francesa, dictó una sentencia que obligaba al Gobierno británico a indemnizar con 4.000 libras (2.800 euros) a cada uno de los ocho vecinos que demandaron porque el ruido del aeropuerto de Heathrow no les dejaba dormir. Alegaron los jueces que las operaciones aéreas en horario nocturno violan el derecho al "respeto de la vida privada y familiar". En Barajas se produce una media de 32 despegues y aterrizajes en horario nocturno, aunque AENA matiza que sólo pueden operar en esa franja horaria los aviones menos ruidosos.

Fuentes del Ayuntamiento de San Fernando confían en que, si finalmente se decide apostar por la reclamación judicial ante Europa, otros muchos municipios de la zona, incluso los gobernados por el PP (Colmenar Viejo, El Molar, Paracuellos, San Agustín del Guadalix y Valdeolmos, además de Fuente el Saz) se sumarán a la iniciativa. Desde la dirección regional del PP se insistió ayer, sin embargo, en desligar a sus representantes de ese plan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 2003