La afluencia de aficionados a los toros obliga a cerrar Iberfesta antes de hora

La Feria Nacional de Fiestas Populares y Tradicionales Iberfesta adelantó ayer seis horas la clausura de su primera edición, celebrada en Feria Valencia, ante la "imposibilidad de garantizar la seguridad en los espectáculos taurinos debido a la enorme afluencia de público que se ha registrado". Fuentes de la organización indicaron que esta decisión fue adoptada por Feria Valencia ante la dificultad para "controlar a los aficionados que han acudido a Iberfesta de forma masiva, deseosos de participar en los espectáculos".

Por ello, el certamen, que estaba previsto que fuera clausurado a las 20 horas, se dio por concluido a las 14 horas, una decisión que Iberfesta "lamenta profundamente, pero que se ha visto obligada a adoptar, ya que la seguridad del público es una prioridad irrenunciable". Iberfesta, feria dirigida a los sectores que integran el mundo de los toros desde las expresiones populares, fue inaugurada el pasado jueves y contaba con una plaza con capacidad para 2.000 personas para ofrecer exhibiciones taurinas. Este certamen se celebraba de forma paralela al del Caballo (Fiecval), y ambas ferias habían recibido hasta ayer 12.000 visitantes, si bien los organizadores esperaban concluir con 15.000 visitantes, ya que, según apuntaba ayer el director de Iberfesta y Fiecval, Vicente Peris, las ferias estaban "desbordadas y los expositores contentísimos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS