Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No somos un grupo de pelotazo", afirma el líder de Jarabe de Palo

La banda de Pau Donés lanza 'Bonito', un disco que pretende transmitir "buen rollo"

Jarabe de Palo acaba de publicar su cuarto disco, un álbum que, con el nombre de Bonito, "intenta aportar algo de buen rollo en estos momentos en los que precisamente no sobra". Tras los éxitos de sus dos primeros discos, el tercero, De vuelta y vuelta, no colmó las expectativas de su anterior discográfica, por lo que Pau Donés ha probado ahora con DRO. "Intentamos que no se nos considere un grupo de pelotazo, sino una banda que pretende seguir haciendo música durante mucho tiempo".

Lo cierto es que Pau Donés reconoce un tanto perplejo que para la lógica industrial De vuelta y vuelta fue un disco que no vendió lo suficiente pese a alcanzar el medio millón de copias, "porque como veníamos de vender millón y medio y dos millones de los anteriores parecía que con el tercero tendríamos que arrasar", dice. Según él, "aquel disco no arrancó más ventas porque hoy en día la industria da a los discos muy poca vida útil y si con el primer sencillo ya no se alcanzan las expectativas pues se abandonan y ya está", asegura.

A pesar de las vivencias un tanto frustrantes que haya podido provocar su relación con la industria, Pau Donés ha compuesto un disco "que pretende evitar que acabemos creyendo que la vida no merece la pena y que lo único que podemos hacer es quedarnos en casa esperando que otros piensen por nosotros. La guerra de Irak nos demuestra que ya hay mucha gente dispuesta a cambiar el mundo a base de bombas, por lo que es preciso más que nunca el optimismo y la alegría", asevera. Ese optimismo y alegría toman en Bonito "muchas formas musicales que, sin perder nuestra personalidad de rock latino, coquetean con otros estilos como la samba, los corridos, el funk o la bossa".

"Es un disco muy abierto", reconoce Donés, "porque en el mundo musical de Jarabe de Palo, que es mestizo y de fusión, nos vale todo y no tenemos límites. En este sentido somos muy canallas e irreverentes". "Además", continúa Donés, "al ponerme a pensar en mensajes positivos me vinieron a la cabeza Brasil o Cuba, países con formas musicales muy aptas para los sentimientos positivos".

Una de las características del primer sencillo del disco, también titulado Bonito, es la reiteración de este adjetivo a lo largo de la canción: "Ello se debe a que intento explicar la mayor cantidad posible de cosas con el menor número de palabras. Es algo que no he inventado yo, y si no basta escuchar el Let it be para ver que también se repite mucho. Es algo muy característico del pop". A pesar de la explicación, viene a la cabeza el pasado publicitario de Pau Donés, que rápidamente desmiente cualquier relación. "No es por eso, porque yo era un ejecutivo publicitario que vendía los eslóganes ajenos", afirma. "Jamás llegué a inventarme uno, no era mi trabajo". Tampoco cree Donés que sea justo acusarles de repetir los mismos esquemas en sus canciones: "Es una acusación que yo achaco a que somos una banda con una personalidad muy marcada, y con una voz que buena o mala resulta cuando menos personal". Y sugiere a quien piense esto "que escuche con detenimiento nuestras canciones, a ver si encuentra más allá de lo razonable parecido entre canciones como La flaca o Depende".

Donés remite a unas palabras que en cierta ocasión le dijo la cantante cubana Celia Cruz. "Hagas lo que hagas nunca hagas algo de lo que te puedas arrepentir", le aconsejó. Donés asegura qe nunca ha tenido que arrepentirse de nada, "por lo que ahora sólo me cabe esperar con cierta tranquilidad cuál es el veredicto del público sobre nuestro último trabajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de abril de 2003