Un experto alerta del riesgo de la incineración de residuos para la salud

El científico, del comité de la UE, resalta las carencias de los estudios de impacto ambiental

Eduardo Rodríguez Farré, vicerrector del Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona, alertó ayer en Alicante del potencial riesgo para la salud de las personas, especialmente de los lactantes, de las emanaciones derivadas de la incineración de residuos en cementeras. El experto, profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), denunció las "carencias" de los estudios de impacto ambiental preceptivos para autorizar estas industrias.

Las explicaciones del profesor de Barcelona se produjeron en el marco de un debate sobre la Incineración de residuos en cementeras, riesgos ambientales y para la salud, celebrado en la tarde de ayer en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alicante. El acto contó, además, con las aportaciones de Carlos Arribas, físico y coordinador de Ecologistas en Acción, y Miguel Crespo, investigador del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud. Sin embargo, se ausentaron los cargos públicos invitados, entre ellos los alcaldes de Alicante y de Sant Vicent del Raspeig, ambos del PP.

Para Rodríguez Farré, también miembro del Comité Científico de la Unión Europea (UE), la mayoría de las incineradoras, sobre todo en España, incumplen la normativa europea sobre los límites máximos de emisiones de dioxinas (principal agente contaminante generado por la combustión de residuos), fijado en un picogramo ( billonésima parte de un gramo). "Aparte del impacto ambiental la presencia de elevadas concentraciones de dioxinas en el aire supone un riesgo potencial a largo plazo para la salud de las personas", afirmó Rodríguez Farré. "Estas dioxinas se transmiten básicamente a través de la ingestión de alimentos, sobre todo, la leche. De ahí, que constituyan un mayor peligro para los lactantes", añadió el especialista.

Rodríguez Farré señaló que las efectos más destacados de las dioxinas generadas por la combustión de residuos en la salud son las alteraciones hormonales en el organismo. "En unos casos bloquean las hormonas masculinas, y en otros producen mutaciones en las femeninas", puntualizó. "Las secuelas pueden tardar año en presentarse ya que son agentes que son capaces de sobrevivir en el organismo por un espacio de hasta 14 años", añadió.

El especialista en toxicología declinó pronunciarse sobre las características técnicas y de seguridad de las incineradoras que funcionan en la actualidad en España, entre ellas la cementera de Sant Vicent del Raspeig, aunque sí subrayó que, a su juicio, los estudios de impacto ambiental incluyen "muchas carencias". En este punto el científico exigió a la Administración que actúe con "extrema rigurosidad" a la hora de autorizar la actividad a este tipo de instalaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50