Ruibal muestra en Escocia todos los secretos de su música

"No es flamenco lo que hago, pero tiene muchos ecos de él. Mi modo de cantar intenta aproximarse a las maneras populares, más que a las cultas o académicas", explicaba en su inglés gaditano el cantautor Javier Ruibal la noche del sábado ante la atónita audiencia del Artà, uno de los locales de moda de la ciudad escocesa de Glasgow. Ruibal culminaba con un concierto los tres días de frenética actividad en Escocia, a la que ha llegado por el interés que su peculiar música ha despertado en determinados circuitos del Reino Unido merced, entre otras cosas, a los elogios que de ella ha hecho el periodista Charlie Gillet, autor del célebre libro El Sonido de la ciudad, la obra de cabecera de todos los interesados en la evolución de las músicas populares.

Isla Mujeres y El náufrago del Sáhara, dos de las canciones de Las damas primero, el último CD de Ruibal, están incluidas en los recientes discos colectivos dirigidos por Gillet, así que, a pesar de las dificultades del idioma y el abismo entre culturas, hubo entre la parroquia del Artà quien se arrancó por palmas. Los días anteriores, Javier Ruibal, entre las diferentes actividades de intercambio cultural, impartió una clase magistral en la Royal Scotish Academy of Music & Drama.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción