Entrevista:ISABEL TOCINO | PRESIDENTA DE SIEBEL ESPAÑA

"Sigo teniendo mentalidad de funcionario"

La ex ministra explica la influencia de las tecnologías en la reforma de la Administración

Isabel Tocino decidió, el pasado junio, dejar atrás 16 años de vida política y aceptar la oferta de Tom Siebel para dirigir la filial ibérica de su compañía de software. La ex ministra de Medio Ambiente (Santander, 1949) explica que, en todo caso, su nuevo trabajo no supone una ruptura con su antigua vida. "Fue una decisión absolutamente libre, que no se creía ni el propio presidente [Aznar] ni la gente que me rodeaba, porque decían que soy un animal político", explica. "Y es verdad que la política me gusta, pero no es incompatible con mi puesto".

Y es que Siebel es la compañía líder del negocio del CRM, unas aplicaciones informáticas que sirven para explotar los datos que cada empresa tiene de sus clientes, y conocerles mejor. Y quien dice cliente dice ciudadano. Siebel está cada vez más involucrada en la venta de aplicaciones electrónicas a la Administración y, de hecho, el propio Tom Siebel está muy interesado por la política. Apoyó al candidato republicano a gobernador de California en 2002, y ha dado varias charlas en el Senado sobre la utilización de la tecnología en la seguridad interna de Estados Unidos. Los políticos parecen atraídos, a su vez, por esta empresa de 8.000 empleados y 3.500 clientes en todo el mundo. La compañía ha formado un Consejo Europeo con antiguos políticos como la propia Tocino, los ex jefes de gobierno John Major (Reino Unido) o Giuliano Amato (Italia). El interés mutuo nace, explica Tocino, de que esta empresa vende aplicaciones que terminarán mejorando la relación de los ciudadanos con las administraciones.

"Cuando leí lo que hace Siebel, me di cuenta de que los instrumentos de modernización de un país van ligados a las nuevas tecnologías"

Tocino explica que sigue en contacto con su antiguo mundo y, en una respuesta escrita tras el comienzo de la guerra en Irak -esta entrevista se celebró la pasada semana-, explica: "De todos es sabido que no estoy ahora implicada en la vida política, aunque como española sigo muy de cerca los acontecimientos. Nadie está a favor de una guerra, no obstante, considero que se han agotado todas las vías diplomáticas. Siempre he estado comprometida en la lucha contra cualquier tipo de terrorismo y deseo que ésta sea una guerra corta y que pronto veamos la reconstrucción democrática de Irak".

Pregunta. ¿Por qué dejó la política, y por qué se fue concretamente a Siebel?

Respuesta. Pensé que después de 16 años en política -10 de oposición, cuatro en el Gobierno y dos más como presidenta de la Comisión de Exteriores- había cubierto un ciclo. El mundo de la política me parece muy atractivo, no me desengancharé nunca, pero conocí a Tom Siebel, justo cuando el presidente [Aznar] me pidió que fuera a la OCDE. Yo ya estaba con las maletas hechas para dejar el escaño, y cuando no salió lo de la OCDE, pensé que era el momento de irse. ¿Y por qué Siebel? Me convenció el sector. Yo he salido de la vida política, pero hoy sigo teniendo mentalidad de funcionario. Cuando, todavía en el escaño, leo lo que hace Siebel, me doy cuenta de que los instrumentos del siglo XXI para la modernización de un país van ligados a las nuevas tecnologías. Entonces, le dije a Tom que me haciera una oferta.

P. Decidió dar el salto en un momento muy malo, de crisis.

R. Sin lugar a dudas, es un momento difícil, pero yo soy optimista porque creo que la crisis ha tocado fondo. En un mundo globalizado, cada vez más liberalizado, donde el cliente tiene la posibilidad de ser infiel al proveedor, las empresas saben que la prioridad es atraer, atender y conservar al cliente.

P. ¿Cómo explicaría a alguien que no conoce Siebel lo que hace su compañía?

R. Ayudamos a las empresas a conocer mejor a sus clientes, a establecer su perfil exacto. Se trata de que ese cliente, al final, se dé cuenta de que no es un número para la compañía.

R. Si es así en el sector privado, ¿cómo no lo va a ser en el público, donde además pagamos, como contribuyentes, antes de recibir el servicio? No cabe la reforma de la Administración sin estas tecnologías. Hay administraciones que en España ya están poniendo en marcha este tipo de servicios, con Siebel concretamente.

P. ¿Cómo quién?

R. Como la Administración Oberta de Catalunya, el Principado de Asturias, el SAS de Andalucía, la Universitat Oberta... Y algún otro proyecto en marcha. Si salen concursos, nos presentaremos, y ojalá los ganemos.

P. Siebel ha escogido en Europa a personas que provienen de la política. ¿Ayuda esa experiencia a gestionar empresas, o los fichajes se deben al interés de Siebel en la administración electrónica?

R. Si, en mi caso concreto, yo estuviera dedicada sólo a administración electrónica, podía pensarse que esa es la razón. Pero yo presido esta compañía a nivel ejecutivo para España y Portugal, y me ocupo de toda la cuenta de resultados. Sí es cierto que Tom Siebel tiene interés por crecer en el sector público, que tiene un enorme potencial. Y si has estado en la Administración, si de algo sabes es de gestión. Pero no creo que haya ninguna otra relación.

P. ¿Qué ha cambiado, en su día a día, desde junio?

R. Me sorprendió muchísimo, cuando llegué, el silencio, porque como aquí se trabaja por objetivos, no te dicen cómo y a qué horas tienes que trabajar. No tiene nada que ver con las horas y horas de un debate parlamentario. Además, aquí analizas la cuenta de resultados cada 15 días; la de un político es más a largo plazo, cada cuatro años. Algo he ganado en calidad de vida, porque leo los periódicos con muchísima tranquilidad (se ríe). Todo son pros y contras, pero el balance es positivo.

Isabel Tocino, en las oficinas de Siebel en Madrid.
Isabel Tocino, en las oficinas de Siebel en Madrid.RICARDO GUTIÉRREZ

"Crecimiento espectacular" en España

Siebel no desglosa las cifras de sus filiales, aunque los datos del Registro Mercantil indican que la compañía facturó en España 16 millones de euros en 2001, e incrementó sus beneficios un 82%, hasta los 767.000 euros.

P. ¿Cómo ha ido el año 2002?

R. A nivel corporativo hemos aumentado beneficios un 11%. En España, los cuatro años que la empresa lleva implantada han sido de crecimiento espectacular, paralelo al de la matriz, que por cuatro años consecutivos es la que más crece de todo el sector. Y es que esta compañía tiene bases muy importantes. Es líder en CRM a nivel mundial porque no ha dejado nunca de invertir en innovación tecnológica. Los 2.800 ingenieros que están en San Mateo están constantemente renovando y mejorando los productos. Además, el 93% de nuestros clientes están satisfechos con nuestros productos, y un 89% recomendaría comprar Siebel.

P. ¿La cuota de mercado de Siebel en España es equivalente a la mundial?

R. Yo diría que, en España, esa evolución ha sido también muy positiva. Entre nuestros clientes, el primer sector es el energético, en segundo lugar están las finanzas, luego las telecomunicaciones, y ahora ya le pisa los talones, y va a superarlo, el sector público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50