Perote y dos ex jefes del Cesid dicen que desconocen las escuchas a HB

Juan Alberto Perote, ex jefe de la Agrupación Operativa del Cesid hasta 1991, y los dos responsables de la inteligencia militar que le sucedieron en el cargo, Manuel López (1991-1993) y Antonio Lago (1993-2002), aseguraron ayer, durante la segunda sesión del juicio por las escuchas ilegales a HB, que desconocían la existencia de un piso en Vitoria desde el que se estuvieran interviniendo las comunicaciones de la formación abertzale. Antonio Lago, jefe de la Agrupación de Acción Operativa del Cesid cuando se descubrieron las presuntas escuchas, aseguró desde un monitor de televisión, al declarar como testigo protegido, que se enteró del caso "cuando salió en la prensa".

En la sesión de ayer las responsabilidades no fueron para arriba, sino hacia abajo. Los tres descartaron prácticamente que los ex directores generales, Manglano y Calderón, también imputados por la acusación, conocieran la operación de escuchas ilegales. Sin embargo, en medio del enfado de las defensas, Lago relacionó directamente con el Cesid a Mario Cantero, uno de los dos acusados por el fiscal con más pruebas en su contra. El delegado del Gobierno, Enrique Villar, declarará hoy junto a los miembros de HB que formularon la denuncia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de marzo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50