Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE LA FOTOGRAFÍA

Objetivos para réflex digitales

Aparte de las numerosas novedades en cámaras compactas digitales, ha quedado claro en PMA que los fabricantes también quieren seducir con cámaras réflex digitales, de objetivos intercambiables. El anuncio de la EOS 10D de Canon y la disponibilidad en verano de la *istD de Pentax que entra en este mercado destinado a los aficionados avanzados, debería forzar a Nikon, Sigma y Fuji a rebajar el precio de las réflex actuales en el entorno de los 1.500 euros.

El principal problema es que las ópticas intercambiables deben multiplicarse por 1,5 o 1,6, al ser su sensor más pequeño que el negativo tradicional. Para tener un gran angular de 25 mm en una réflex digital se necesita un objetivo de 17 mm, que es muy caro y produce fuertes aberraciones ópticas. Las compañías han decidido abordar este tema de manera distinta. Canon apuesta por el mantenimiento de la compatibilidad en todos sus objetivos y ha presentado un zoom 17-40 mm f:2,8 de la serie L que sirve tanto para cámaras réflex analógicas como digitales pero prohibitivo para la mayoría, 1.249 euros. Pentax también se decanta por la plena compatibilidad, con un objetivo 18-35 mm f:4 que se convierte en un 28-55 mm.

Nikon, en cambio, ha sacado la nueva gama DX que sólo sirve para sus modelos digitales ya que únicamente cubren el espacio del sensor digital. Tienen la ventaja de que son más baratos a costa de la incompatibilidad. Ahora tiene un 12-24 mm f:4 y en la PMA ha anunciado un 24-120 mm f:3,5.

Olympus sigue con su proyecto conjunto con Kodak de diseñar un cuerpo y objetivo nuevos para los sensores digitales de cuatro tercios de pulgada. La primera cámara y objetivos se presentarán el próximo 24 de junio y estará a la venta a finales de año, según ha anunciado en la PMA. Aparte de estos tres, Canon y Kodak tiene los modelos EOS 1Ds y 14N, rspectivamente, con sensores del mismo tamaño que los negativos y por tanto no hay factor de corrección, aunque el precio limita su uso a los profesionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de marzo de 2003