Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres ex consejeros del BCH avalan la versión de Botín sobre el pago a Amusátegui

Los ex consejeros del Banco Central Hispano, que se fusionó con el Santander en 1999, confirmaron ayer ante la juez Teresa Palacios la versión ofrecida por Emilio Botín y José María Amusátegui, presidente y presidente de honor, respectivamente, de la entidad fusionada (el SCH) acerca de la bonificación, por importe de 43,75 millones de euros, que percibió este último tras dejar la copresidencia en 2001.

Precisamente, la percepción de esa cantidad fue el origen de la querella presentada contra Botín y Amusátegui por presuntos delitos de apropiación indebida y estafa. Tanto Botín como Amusátegui habían asegurado a la magistrada que la bonificación se había acordado el 15 de enero de 1999, de forma paralela al pacto de fusión.

Ayer, Santiago Foncillas, ex vicepresidente del SCH; Pedro Ballvé, presidente de Campofrío, y el ex consejero Felipe Benjumea, de Abengoa, confirmaron a la juez esa misma versión. Los tres asistieron a la reunión del consejo de administración celebrada el 17 de abril de 1999 y los tres señalaron que conocían la existencia del contrato sobre la bonificación para Amusátegui y añadieron que estuvo a disposición de todos los consejeros. Foncillas dijo que el propio Amusátegui se lo había comentado unos días antes; Benjumea, que lo leyó por encima, y Ballvé afirmó que se fiaba de su presidente.

Los tres precisaron que la aprobaron porque les pareció razonable, atendiendo a los servicios prestados por Amusátegui. Agregaron que era una remuneración equiparable a la que se concede internacionalmente. Todos ellos añadieron que se ratificaron otros contratos relativos a otros consejeros y que se hicieron constar en la memoria de la junta del año siguiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003