Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González asegura que el BBVA no ha pagado indemnizaciones a los consejeros salientes

El presidente achaca las pérdidas de Telefónica a la era Villalonga

El presidente del BBVA, Francisco González, afirmó ayer, en un encuentro con periodistas, que la entidad "no ha pagado indemnizaciones a ningún consejero" de los 17 que han abandonado el banco. En la víspera de la junta de accionistas, González afirmó que "las pérdidas de Telefónica" (que ascienden a 5.576 millones) "se deben al anterior equipo de gestión", en referencia a la presidencia de Juan Villalonga.

Francisco González aprovechó el importante despliegue de medios de comunicación que ha acudido a la junta de accionistas que se celebra hoy, en Bilbao, para explicar la nueva estrategia del banco, basada en el crecimiento, la fortaleza de capital y la eficiencia. "El BBVA creó un modelo de éxito, pero los tiempos cambian y si no nos renovamos perdemos nuestra posición", comentó. En este camino no descartó las compras de entidades, "si hay oportunidades".

El presidente del BBVA, que compareció junto con el consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, realizó referencias veladas a su directo competidor, el SCH. "Ahora es básico mantener fuertes ratios de capital. Ya hemos visto, el año pasado, que desprenderse de activos con prisa afecta a la fortaleza de la entidad", en alusión a las ventas de participaciones realizadas por la entidad presidida por Emilio Botín.

González también afirmó que "nosotros no ponemos el banco en riesgo. Podríamos ganar más dinero en América Latina, pero no queremos asumir más riesgo".

El riesgo de crecer

Sobre el ejercicio de 2003, dijo, el ciclo económico "es bajo, con gran inestabilidad e incertidumbre, por lo que crecer es arriesgado". No obstante, la entidad espera aumentar su volumen de negocio en España por encima de la media.

En el turno de preguntas, y en referencia a los pagos realizados a Ángel Corcóstegui, ex vicepresidente del SCH (que obtuvo más de 110 millones al dejar el banco), y José María Amusátegui, ex presidente (que cobró 43,7 millones), González afirmó que la entidad "no ha pagado indemnizaciones a ningún consejero", por lo que no aparecerán en la memoria. Durante la crisis de las cuentas secretas en paraísos fiscales, 17 consejeros, incluido el ex copresidente Emilio Ybarra y el ex vicepresidente Pedro Luis Uriarte, abandonaron la entidad.

González consideró que el equipo de gestión de Telefónica de la época de Juan Villalonga cometió "errores de gran alcance" que han penalizado los resultados de la operadora en 2002 y apoyó expresamente al equipo que dirige César Alierta. El banco anunció que lanzará una campaña publicitaria con el lema "BBVA, adelante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de marzo de 2003