Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD

El tacógrafo digital será obligatorio para camiones y autobuses en agosto de 2004

Los camiones y autobuses deberán llevar un tacógrafo digital a partir del 5 de agosto de 2004. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) ha sido elegida por el Ministerio de Fomento para el desarrollo de este sistema de control para vehículos de transporte por carretera. Este nuevo sistema permitirá a los servicios de inspección asegurar el control sobre el cumplimiento de la normativa vigente sobre tiempos máximos de conducción y velocidad.

El tacógrafo digital será obligatorio para camiones y autobuses de mas de 3,5 toneladas. Este sistema de control, que sustituirá el actual tacógrafo analógico, fue aprobado por la Comisión Europea y se utilizará en todos los países de la UE. El tacógrafo digital consiste en un aparato electrónico instalado en los vehículos que recibe, además de la distancia recorrida y la velocidad empleada en cada trayecto, los tiempos de conducción y descanso, los lugares donde se inician o terminan los desplazamientos y los incidentes que se produzcan en el trayecto, tales como un exceso de velocidad, eliminando cualquier posibilidad de manipulación.

MÁS INFORMACIÓN

El tacógrafo instalado en el vehículo transfiere los datos relativos al conductor a una tarjeta con chip. Las tarjetas, que tendrán que insertarse en el tacógrafo, llevarán los datos personales del conductor, así como una serie de claves individuales y una fotografía. El chip almacenará en la misma tarjeta la información que genere dicho conductor sobre su actividad profesional en los últimos 28 días. Se contempla la emisión de más de 300.000 tarjetas de conductor.

Experiencia en Chile

También las autoridades encargadas del control (Guardia civil, servicios de inspección del Ministerio, policías autonómicas y cuerpos de policía de otros países de la UE) contarán con una tarjeta que permitirá visualizar los datos de conducción e imprimir informes.

La empresa propietaria de los vehículos y los talleres de control encargados de verificar el funcionamiento de los equipos dispondrán también de sus propias tarjetas. Cada tipo de tarjeta se distinguirá por sus colores identificativos. La tarjeta del conductor será blanca; la de las autoridades, azul; la de las empresas, amarilla, y la de los centros de control, roja.

La FNMT ya tiene experiencia en desarrollos similares ya que ha colaborado en un proyecto en Chile. En una primera fase, la FNMT-RCM se encargó de la fabricación de las tarjetas con chip y de su personalización mediante una estructura de ficheros de alta seguridad. Tras su distribución a los conductores, se han ubicado pantallas multimedia con lector de tarjeta chip en zonas de descanso en las carreteras del país. Además ha sido necesario elaborar equipos fiscalizadores con lector de tarjeta chip para que las autoridades controlen el cumplimiento de la ley. En una segunda fase se introducirán equipos de abordo que permitirán interactuar con el conductor y la tarjeta inteligente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 2003