Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zeta Jones y Michael Douglas, en Gales

La estrella de Hollywood Catherine Zeta Jones y su marido, Michael Douglas, se encuentran en Swansea (Gales) para visitar a los padres de la actriz, aunque han preferido alojarse en un hotel de lujo que en la casa familiar. El matrimonio, que llegó la noche del miércoles en un avión privado a la localidad natal de Zeta Jones, eligió el íntimo pero distinguido hotel Morgans, en el que la noche sale a casi 300 euros. Eso sí, con un gran desayuno galés incluido en el precio. El alojamiento, decorado con estilo náutico, tiene un dormitorio bautizado con el nombre de Zeta Jones, aunque el personal del hotel no ha querido confirmar que la pareja vaya a alojarse en dicha habitación, decorada de forma moderna. También un enorme barco de la localidad fue bautizado con el nombre de la actriz. La pareja de actores recibió el jueves y el viernes en el hotel la visita de los padres de Zeta Jones. La primera en llegar fue la madre de la actriz, Pat, que se presentó con su nieto Dylan, primogénito de Zeta Jones y Douglas, quienes esperan su segundo hijo para las próximas semanas. Tras una corta entrevista, los padres de la actriz salieron del hotel en coches separados. Su padre no quiso explicar a qué se debía la visita de su hija y tan sólo asintió cuando los periodistas le preguntaron si estaba feliz de tenerla en la ciudad. Mañana tendrá lugar en Londres la entrega de los BAFTA, los Oscar británicos, a los que se espera que asista la pareja. Por ello, es posible que Zeta Jones haya decidido aprovechar el viaje al Reino Unido para visitar también a sus padres y, tal vez, pedirles que sigan haciendo de canguros con su nieto durante el fin de semana. Zeta Jones y Michael Douglas han sido portada de la prensa en las últimas semanas debido a su demanda contra Hello!, después de que la revista publicase las fotos de la boda de la pareja sin su permiso y cuando ellos ya habían vendido la exclusiva a otra publicación de la prensa del corazón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de febrero de 2003