Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un temporal de viento y nieve colapsa 30 kilómetros de la N-I casi 12 horas

El tramo de la N-I afectado registra cada día el paso de más de 30.000 vehículos

La N-I quedó cortada durante la madrugada y buena parte de la mañana de ayer en un tramo de 30 kilómetros a su paso por el País Vasco y Navarra. La nieve y, sobre todo, la fuerte ventisca que azotó la zona, con vientos que llegaron a alcanzar los 100 kilómetros por hora, impidió la visibilidad. No dejó circular ni siquiera a los vehículos quitanieves. Ya a medianoche se recomendó a los conductores que evitasen circular entre el kilómetro 367, cerca del parador de Argómaniz, y el 392, en Egino, en el límite de Álava con Navarra. Las complicaciones se alargaban hasta Alsasua. Según avanzaba la noche, la situación se fue agravando. Algunos vehículos se atascaron entre la nieve, varios camiones se cruzaron en medio de la carretera e impidieron el paso y a las 6.30 la carretera quedó totalmente cortada.

Durante unas horas, se impidieron las comunicaciones entre Guipúzcoa, Álava y Navarra en el nudo de AlsasuaCientos de conductores quedaron retenidos por el temporal. Al cerrarse la carretera, algunos automovilistas pudieron dar media vuelta y buscar otras rutas alternativas, como las autopistas A-8 y la A-68, aunque ello significaba dar un largo rodeo. Sin embargo, varios vehículos quedaron totalmente retenidos en las cunetas por el hielo y la nieve. "Algunos, mientras estaban allí, han acumulado una capa de hasta 60 centímetros de nieve", aseguró un portavoz de la Ertzaintza.

Tanto la policía autónoma como la foral en Navarra tuvieron que retirar a diversos camiones volcados por el hielo y la nieve y habilitaron aparcamientos especiales para transporte pesado.

La N-I no se abrió de nuevo hasta las 11.30, aunque la circulación no se normalizó hasta tiempo después. Se formaron atascos considerables, que duraron varias horas. Por ese tramo, circulan a diario más de 30.000 vehículos, con un flujo importante de camiones.

Colisiones en cadena

En la madrugada de ayer también se registraron varios accidentes múltiples. Uno de ellos se produjo en la autopista A-68, a la altura de la localidad vizcaína de Ugao-Miraballes, y terminó con el resultado de una persona fallecida. En el siniestro se vieron involucrados siete vehículos. La carretera quedó cerrada varias horas para retirar los vehículos.

Otro accidente en la N-240, a la altura del Parque Tecnológico de Miñano, afectó a más de 15 vehículos, que colisionaron en cadena. Tres personas resultaron heridas leves. Durante la jornada también se cerraron otros puertos alaveses de la red secundaria, como Opakua, Herrera y Bernedo, así como Dima, en Vizcaya. En el puerto de Altube, los vehículos ligeros también necesitaron cadenas y los pesados no pudieron circular.

Las previsiones meteorológicas apuntan una leve mejoría para hoy. En las tres capitales vascas y Pamplona se prevén temperaturas por encima de cero grados. Oscilarán entre 1 y 8 en Vitoria y Pamplona, y entre 5 y 13 en Bilbao y San Sebastián. Aunque se prevén cielos "nubosos a muy nubosos", según el Instituto Nacional de Meteorología, apenas se producirán precipitaciones. La cota de nieve irá subiendo durante el día: de 600 a 700 metros en el País Vasco y a partir de los 900 metros en Navarra. Los vientos serán de flojos a moderados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de febrero de 2003