Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves pide que la UE reparta el fondo de cohesión por regiones

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, defendió ayer ante el comisario europeo de Política Regional, Michel Barnier, la posibilidad de regionalizar el fondo de cohesión para "evitar que pueda emplearse por los Estados con un carácter regresivo en regiones que no sean Objetivo 1, agravando las disparidades regionales en vez de favorecer la convergencia y la cohesión interregional". La Junta viene criticando en los últimos años que el Gobierno central no respeta la asignación de fondos europeos al determinar su distribución regional en perjuicio de Andalucía, que recibe una ayuda por habitante "muy por debajo incluso de la media española".

Chaves, que participó en Bruselas en una reunión del denominado Grupo de Alto Nivel formado por representantes de los Estados miembros y de los países candidatos para ayudar a la Comisión Europea a definir el futuro de la política de cohesión en la UE, alertó sobre la incidencia que tendrá para Andalucía la ampliación a los países del Este, que provocará un descenso del 12% del PIB per cápita en la UE que llevará aparejado la "brusca salida" de algunas regiones del Objetivo 1, entre las que no figura Andalucía, sin haber alcanzado la convergencia con los actuales estándares europeos.

Para hacer frente a esta situación, el presidente andaluz propuso elevar la dotación presupuestaria a cohesión económica y social a partir de 2006, de forma que alcance el 0,45% del PIB como nivel mínimo.

Periodo transitorio

Chaves abogó por elevar al 85% del PIB per cápita medio de la UE el porcentaje para que una región sea considerada Objetivo 1, así como combinar el criterio de renta media con las tasas de empleo y desempleo, la riqueza relativa, la productividad o la disminución de población. Para las regiones que queden fuera del Objetivo 1, planteó la posibilidad de establecer un periodo transitorio en el que la ayuda comunitaria descienda "de forma razonable y no repentina".

Para evitar que la política de cohesión pueda desvirtuarse, el presidente de la Junta de Andalucía indicó que sería "interesante" estudiar que la propia Comisión Europea realice la asignación de fondos por Estado miembro "desglosando ya desde un principio los montantes financieros por región", ya que advirtió de que "Andalucía recibe una ayuda por habitante muy por debajo incluso de la media española" a pesar de que debería recibir mayor inversión estructural por su nivel de renta.

De este modo, Manuel Chaves se mostró partidario de que el fondo de cohesión deje de funcionar como un fondo estatal no regionalizado donde el reparto final corresponde a cada Estado, puesto que considera que "si este reparto no se realiza atendiendo a criterios que favorezcan a las regiones más desfavorecidas podrán darse situaciones que provoquen efectos perversos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de febrero de 2003