Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Areso deniega el empadronamiento a simpatizantes de Batasuna

La alcaldesa de Areso, Josefa Onsalo, ha rechazado la pretensión de medio centenar de simpatizantes de Batasuna de empadronarse en esa localidad navarra para poder votar en las próximas elecciones municipales.

Onsalo, perteneciente a la candidatura independiente Aresoarrak, ha denegado la mayoría de las solicitudes basándose en un informe de la Abogacía del Estado y con la ayuda de patrullas de la Guardia Civil, que recorrieron días atrás algunos de los domicilios del pueblo citados como vivienda por los vecinos de Guipúzcoa y Navarra que pretendían empadronarse. Los agentes confirmaron que estas personas mantienen residencia abierta en las localidades guipuzcoanas y navarras en las que viven.

Medio centenar de simpatizantes de la izquierda abertzale solicitaron el pasado enero al Ayuntamiento ser aceptados como nuevos vecinos (26 de ellos lo hicieron en un mismo día) y aportaron en muchos casos un mismo domicilio como lugar de residencia en Areso. Esas viviendas eran la residencia de algún concejal o cargo local de Batasuna.

La alcaldía subraya que no se cumplen los requisitos municipales exigidos para darse de alta en el padrón. En la tarde del pasado lunes, último día de plazo para la recepción de las altas del censo electoral en la delegación del Instituto Nacional de Estadística (INE), el secretario del consistorio se desplazó a Pamplona y presentó directamente la documentación del medio centenar de solicitudes que la alcaldesa mantenía retenidas. Según confirmó a EL PAÍS el delegado provincial del INE, esta documentación no fue admitida.

El Ayuntamiento de Areso, de unos 300 vecinos, está integrado por cuatro concejales de la candidatura independiente, apoyada por CDN y UPN, y tres de Batasuna. La diferencia de votos en los comicios de 1999 fue de apenas dos papeletas (115 a 113) por lo que cualquier oscilación en el padrón puede alterar el resultado en los comicios de mayo. Batasuna asegura que más de 20 simpatizantes del grupo independiente se empadronaron a lo largo del pasado año para consolidar su mayoría en las próximas elecciones.

[La Mesa del Parlamento vasco aceptó ayer, sin debate ni oposicion de ningún grupo, la solicitud de PNV y EA para que la toma en consideración en pleno de su propuesta de reforma de la ley electoral foral no se programe hasta después de las elecciones de mayo. El PNV y EA decidieron el viernes pasado aplazar el debate ante la imposibilidad de sacar adelante la iniciativa y para evitar las acusaciones de electoralismo].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de febrero de 2003