LA RESPUESTA AL CRIMEN DE ETA

Ardanza y Arregi fueron los únicos nacionalistas aceptados en el velatorio

El ex lehendakari José Antonio Ardanza y el ex parlamentario y consejero del PNV Joseba Arregi fueron los únicos políticos nacionalistas a los que la familia Pagazaurtundua permitió el acceso a la capilla ardiente instalada en el tanatorio de Zorroaga. Maite, concejal socialista y hermana del jefe de la Policía Local de Andoain asesinado por ETA, explicó que hicieron esa excepción con Ardanza y Arregi porque "no se han contaminado por el proceso abierto en el Pacto de Lizarra", que excluyó a los no nacionalistas.

Maite Pagazaurtundua se fundió en un abrazo con Ardanza y reconoció que ese había sido uno de los momentos más emotivos del velatorio, porque su familia "reconoce y valora la pluralidad del país". También estrechó la mano de Joseba Arregi y recibió a Emilio Guevara, ex diputado general de Álava, expulsado del PNV, que ocupará un puesto testimonial en las listas electorales del PSE-EE. Asimismo explicó que la familia se siente satisfecha de la decisión de no admitir a dirigentes nacionalistas en el velatorio porque el Pacto de Lizarra "generó abismo y ruptura en la sociedad".

Más información

El féretro llegó al tanatorio a las tres de la tarde. Fue recibido con aplausos y trasladado a hombros por numerosos compañeros de Pagazaurtundua que habían asistido a la manifestación en Andoain. Los dirigentes políticos del PSOE y del PP visitaron a la familia en Zorroaga, así como Natividad Rodriguez, viuda de Fernando Buesa; Reyes Zubeldia, viuda del concejal de UPN José Javier Mújica, y Maria Teresa Castells, esposa de José Ramón Recalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50