Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:POP | VENUS

Sorprendentes

He aquí una de las formaciones más sorprendentes que ha dado el pop español en los últimos tiempos. Venus es el resultado de la alquimia prodigiosa entre los componentes del extraordinario grupo madrileño de música electrónica Dwomo, metidos aquí a instrumentistas convencionales, y Guillermo Piccolini, un veterano argentino que ha vivido y disfrutado de varias aventuras musicales la últimas dos décadas en nuestro país: Toreros Muertos, Lions in Love, Pachuco Cadáver... Piccolini, devenido en gran performer y solvente multiinstrumentista, aporta a Venus además la presencia de una especie de transmutación porteña de Yoko Ono en rubio: Marina Olmi, su mujer y un personaje lo suficientemente valiente como para atizarle al aullido primario, si la pieza musical en cuestión lo requiere.

Venus

Venus: Guillermo Piccolini (voz, teclado y guitarras), Marina Olmi (teclado y coros), Jorge Lorán (bajo), Antonio Iglesias (batería) y Fernando Polaino (guitarra). Sala Siroco. Madrid, viernes 7 de febrero.

El resultado invoca influencias musicales tan dispares como B-52's -¡por fin alguien se atreve aquí!- o Captain Beefheart, Brian Eno y Charly García... Todo ello sazonado de una concepción de sonido y arreglos actuales y con extraordinario gusto. ¿Qué más puede pedir un amante del pop a un grupo? Pues canciones. Venus las tiene: King crow, Fun y hasta una larga y excelente recreación del Tomorrow never knows de los Beatles. Venus podría ser uno de los grupos que el pop español está necesitando con auténtica urgencia para revitalizarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de febrero de 2003