Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe y Otegi admiten que se reunieron la semana pasada

El lehendakari Juan José Ibarretxe y los representantes de la suspendida Batasuna, Arnaldo Otegi y Joseba Permach, se reunieron el miércoles de la semana pasada, tal y como ambas partes admitieron ayer después de que El Correo informara de la entrevista.

El portavoz del Gobierno, Josu Jon Imaz, enmarcó el encuentro en una nueva ronda "discreta", del lehendakari con las fuerzas políticas, de las que, afirmó, ha habido otras y que tienen el objetivo de "compartir reflexiones sobre la situación política vasca". Imaz negó que en la conversación se abordara el hipotético apoyo de Batasuna a la reforma de la ley electoral foral que persiguen el PNV y EA y reiteró que no habrá acuerdos ni negociaciones con los radicales. "No ha ocurrido hasta ahora y no ocurrirá en el futuro", aseguró.

El dirigente de la formación radical confirmó también la entrevista, visiblemente contrariado y responsabilizando de la filtración a Ajuria Enea. Otegi se mostró convencido de que fueron convocados a ese encuentro con el único propósito de luego publicitarlo, para mantener ante el electorado nacionalista la "pose política" de que existe el diálogo e incluso atribuir a ello la supuesta inactividad de ETA. "Y eso es mentira", afirmó. "Salimos como entramos", dijo Otegi, tras explicar que durante dos horas hablaron con Ibarretxe de "política general".

Otegi negó igualmente que se hubiera abordado en el encuentro un posible apoyo de sus parlamentarios a la propuesta de modificación de la ley electoral foral propuesta por el PNV y EA, y que depende de los votos de Batasuna.

Por contra, ése es uno de los temores y convencimientos expresados ayer por el PP y el diputado general de Álava, Ramón Rabanera. El secretario general de los populares vascos, Carmelo Barrio, achacó a Ibarretxe "bajeza moral y desvergüenza" por ese encuentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de febrero de 2003