Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Patio de Banderas

Hago un llamamiento urgente al departamento de Historia de la Universidad de Sevilla sobre el Patio de Banderas, donde se están permitiendo cambiar el entorno. Han empezado cambiando los estilos de los portones de las casas, poniendo oficinas. Han cambiado patios sevillanos con macetas; en las oficinas se han quitado azulejos antiguos cambiándolos por grandes placas de mármol, monteras antiguas por modernas y estridentes, etcétera. La fuente desapareció durante mucho tiempo. ¿Para qué? ¿Para quién? El portón del número 2 han estado restaurándolo a la vista del público y a la hora de pintarlo fue cambiado por otro de pino, copiado del antiguo. ¿Dónde está el auténtico?

Ahora el tema candente es cortar el tráfico, no permitir la entrada de los coches de los vecinos. Se prohíbe la entrada de taxis y se permite la entrada de coches oficiales; se permite la entrada de furgonetas de catering para sus fiestas dentro de los Reales Alcázares. ¿No ven un poco inhumano que no se pueda descargar la compra de víveres de una familia, ni trasladar a una persona mayor por no poder coger un taxi?

Como Andalucía es tercermundista no saben buscar soluciones modernas y menos drásticas. He visto en Barcelona, en Puerta Ferrisa, cómo los taxistas tienen mandos para bajar los pivotes de las calles cerradas al tráfico.

¡Que no nos abandone el departamento de Historia de la Universidad de Sevilla y no le tenga miedo a meterse en este terreno!

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de febrero de 2003