Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Croacia, el rival más asequible

El partido de hoy frente a Croacia es una oportunidad histórica de España para conseguir una medalla en un Campeonato del Mundo. Croacia es un buen equipo, pero es el rival más asequible de los tres restantes semifinalistas. España tiene grandes jugadores y, además, han sufrido menos desgaste que los croatas, que perdieron ante Argentina y después tuvieron partidos difíciles ante Rusia, Francia, Hungría y Dinamarca.

El equipo croata ha culminado una renovación que en su día le costó verse excluido de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 tras haber ganado el oro en los de Atlanta 1996 y concluir el 14º en el Europeo de Suecia. Ahora, la combinación de veteranos con la ilusión de los jóvenes le ha convertido de nuevo en la potencia que siempre fue. El equipo, hoy, tiene juventud e ilusión por recuperar el crédito internacional que había perdido en los últimos años, los que tardaron los más jóvenes en acoplarse. El partido será, sin duda, difícil. Pero España puede colarse en la final.

Croacia utiliza un 3-2-1 en la defensa con poca profundidad. En el ataque mantiene a Kaleb y Dzomba en los extremos y a Sulic en el pivote. Y la primera línea está compuesta por Balic o Lackovic en el lateral izquierdo, el histórico Jovic o Goluza como centrales y Metlicic (Ademar León) en la derecha. Mantiene la veteranía en la portería, con Matosevic, de 33 años, y Kelentric, de 30, dos hombres de mucha calidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de febrero de 2003