Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gemma Lienas gana el Llull de novela con 'El final del joc'

El jurado falló a favor de 'El final del joc' con cinco de siete votos

Una novela narrada por un niño de seis años, El final del joc, de Gemma Lienas (Barcelona, 1951), ganó ayer el premio Ramon Llull, el Planeta en lengua catalana, dotado con 60.100 euros. Conocida como autora de libros para niños y jóvenes que describen las interioridades del mundo de la familia, en El final del joc Lienas ha dado forma a una narración en la que el chico cuenta la separación de sus padres "sin darse cuenta de ello", afirmó Lienas. La obra tiene un tono "costumbrista", según miembros del jurado del galardón, entregado anoche en Barcelona.

La obra ganadora del 23º premio Ramon Llull se presentó bajo el título La mirada de l'Adrià y con el seudónimo Toni Carranza. La votación del jurado arrojó un resultado de cinco a dos. En esta ocasión no fue proclamado ningún finalista.

Aunque es más conocida en el territorio de la literatura para jóvenes, Gemma Lienas publicó el año pasado en Planeta Anoche soñé contigo, una obra para adultos escrita originalmente en castellano que la autora consideró un punto de inflexión en su trayectoria. Lienas habló ayer de su obra como de una investigación "sobre los conflictos enmocionales, la frontera entre el equilibrio y el desequilibrio, la salud y la enfermedad mental".

Reto para la autora

En El final del joc, Lienas ha optado por aproximar el punto de vista infantil a los lectores adultos, algo que Pere Gimferrer y Carles Pujol, miembros del jurado calificaron de "riesgo". La autora afirmó que ha trabajado sobre todo este punto para lograr que la voz del niño sonara "verosímil" sin resultar demasiado llana. El punto de vista del protagonista es "insólito y, a veces, cómico".

El reto de la autora ha sido forzar al lector a introducirse en la mente de un menor a través de situaciones cotidianas y ricas en sugestiones, según el jurado. Lienas ha compaginado su actividad como escritora con labores en el campo editorial -en Grup Promotor y Cruïlla- y como docente en la Universidad de Barcelona.

En su carrera no han faltado los premios. En 1987 obtuvo el Andròmina de València por Vol nocturn (Tres i Quatre); el Recull de Blanes por El gust del cafè (Pòrtic) y el Ramon Muntaner por la novela juvenil Dos cavalls (Empúries). En 1998 logró el Premi L'Odissea de literatura juvenil por Bitllet d'anada i tornada, una novela sobre una joven anoréxica. Otros dos títulos destacados de su obra son Així és la vida, Carlota (Empúries, 1989), que obtuvo una mención de honor del International of Books for Youth y fue finalista del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil y El diari lila de la Carlota (Empúries, 2001), un alegato en contra de la discriminación por razones de sexo, acaba de lograr una mención de honor del premio Unesco de Literatura Juvenil en pro de la Tolerancia.

A la 23ª edición del Ramon Llull de les Lletres Catalanes concurrieron 71 manuscritos, de los que se seleccionaron 10 para la final. El jurado estaba compuesto por David Castillo, Pere Gimferrer, Gabriel Oliver, Valentí Puig, Carles Pujol, Antoni Vilanova y el editor en catalán de Planeta, Emili Rosales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de enero de 2003