Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ RAMÓN RIPOLL | Escritor | Signos

"La poesía le debe mucho más a la música que a la literatura"

José Ramón Ripoll (Cádiz, 1952) es autor de una extensa obra poética que ha merecido, entre otros, los premios Rey Juan Carlos I y Tiflos. Comentarista musical de Radio Clásica (RNE) y director de RevistAtlántica de poesía desde su fundación en 1991, Ripoll ha reunido sus últimos poemarios (El humo de los barcos, Las sílabas ocultas, Niebla y confín) en un tomo unitario titulado Hoy es niebla, editado por Visor.

Pregunta. ¿Qué le animó a reeditar estos tres libros en un solo volumen?

Respuesta. Los tres fueron escritos desde una misma intención y obedeciendo a una voluntad estilística similar. Creo que reúnen lo más auténtico de mí y puedo reflejarme en ellos como si me mirase a un espejo.

P. De El humo de los barcos a Niebla... Van a decir que su poética no es muy sólida.

R. Precisamente, me interesa de la realidad su parte más abstracta e intangible. Creo que es la mejor manera de aprehenderla en su totalidad: situándose en los ángulos menos frecuentados.

P. Usted no se ha limitado a reunir los libros dispersos. Ha seguido trabajando en ellos.

R. Sí, los poemas han sido sometidos a una auténtica labor de reescritura. Ha sido la rehabilitación de un edificio, he tenido que construir pasillos nuevos, ventanales, puertas... Para mí la poesía no es como un álbum de fotos, cada una perteneciente a un instante del pasado. Quiero que esa poesía pueda reflejar el presente.

P. ¿Se identifica con eso que llaman poesía metafísica?

R. La mía es una poesía realista. Y doy al realismo un término absoluto: la búsqueda, el encuentro y el camino desdibujado son partes esenciales de la realidad. A veces nos dejamos llevar por una realidad aparente y creemos pisar tierra, cuando no vemos más que las sombras de la caverna platónica.

P. Una vez cerrada esta trilogía, ¿qué camino piensa tomar?

R. Creo que las directrices poéticas vienen dadas en un alto porcentaje y uno tiene poco que decir. Ahora he comenzado una nueva serie de poemas cortos que creo que son más libres y más claros, y quizá más ajustados al diálogo cotidiano. Se trata de una conversación íntima con la piedra que el caminante escoge azarosamente cuando va caminando por la orilla del mar.

P. ¿Cree que autores como Kavafis o los románticos ingleses tienen más influencia en la poesía andaluza actual que Juan Ramón o los Machado?

R. No. Esas lecturas pueden ser importantísimas para el futuro de un escritor, matizando su tono, su intensidad, su coloratura; pero la esencia siempre viene dada por la lectura de un poeta que escribe en tu propia lengua.

P. ¿Quién fue ese poeta en su caso?

R. Le debo a Juan Ramón la esencia de mi búsqueda, la sustancia. A Cernuda, el gusanillo del conocimiento. Y a muchos otros, el sentido de la músicalidad.

P. ¿Y a la propia música, qué le debe?

R. Suelo decir que la poesía le debe mucho más a la música que a la literatura. A veces pienso que mi actividad literaria no es más que una desviación de mi primera vocación musical. Si hubiese podido ser pianista o director de orquesta, me habría limitado a leer poesía sin escribir.

P. ¿Qué compositores le parecen buenos poetas sin palabras?

R. Monteverdi, Schubert, Wagner. Y Olivier Messiaen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de enero de 2003