Crónica:La jornada de Liga | FÚTBOL
Crónica
Texto informativo con interpretación

Joaquín frustra a Piterman

Un fallo defensivo al final condena al Racing en su estreno de presidente

En teoría, en Santander había más expectación por la llegada del nuevo presidente del Racing que por el partido en sí. En la práctica, todo se tornó en una curiosa mirada de los aficionados al palco para conocer, en persona, a Dimitri Piterman. El ucranio nacionalizado estadounidense estrenó poltrona en medio del interés de cámaras fotográficas y de televisión, pero sus abonados se mostraron indiferentes.

Sobre el campo, la victoria sorprendió a los propios béticos. El mismo Víctor Fernández así lo reconoció. Todos daban por firmado el empate cuando el internacional Joaquín salió de su alarmante ostracismo y marcó el tanto del inmerecido triunfo andaluz en el tiempo añadido. El Racing es el equipo de Primera que más puntos ha perdido en el tramo final.

RACING 0 - BETIS 1

Racing: Lemmens; Pineda, Moratón, Juanma, Sietes; Nafti, Diego Mateo (Matabuena, m.87); Munitis (Pablo Lago, m.76), Benayoun, Regueiro; y Javi Guerrero (Diego Alonso, m.61). Betis: Prats; Varela, Melli, Arzu, Luis Fernández; Ito, Assunçao; Joaquín, Capi (Joao Tomás, m.73), Denilson (César, m.83); y Casas (Fernando, m.65). Gol: M. 92. Falta discutida a la derecha del ataque bético, que ejecuta Assunçao, desvía Sietes y Joaquín marca de cabeza, junto al segundo palo. Árbitro: Víctor Esquinas Torres. Amonestó a Arzu, Melli, Sietes, Varela y Preciado, entrenador del Racing. El Sardinero, con 16.195 espectadores, recibió con indiferencia al nuevo presidente del Racing, Dimitri Piterman.

Más información

Un imprevisto desenlace para un choque que comenzó a toda pastilla. En el minuto inicial, Regueiro y Casas a punto estuvieron de marcar. Las ocasiones no eran más que el prólogo de una jugada polémica. En el minuto seis, el árbitro, Esquinas Torres, pitó penalti por un agarrón de Nafti a Arzu. En medio de la bronca, uno de los asistentes, Mendoza Castellano, avisó a su superior de que Casas estaba en fuera de juego. Esquinas cambió su decisión.

En medio de la sorpresa inicial y el desaguisado final hubo un esfuerzo inútil. Una primera parte en la que el Racing cargó el juego por la banda izquierda, buscando en Regueiro la solución a sus problemas. La cancha parecía escorada hacia aquel lado. Pero ni béticos ni racinguistas mandaban con claridad. El partido ni se rompía ni se acababa de definir. Prometía todo y nada daba. Había tanta velocidad como impericia. La continuidad en el juego no existía y se comenzaban numerosas jugadas pero casi ninguna se acababa. Así llegó el miedo y los silbidos para los locales. Entre fallos de unos y otros, sólo Capi estuvo cerca de marcar, si bien Sietes salvó el gol sobre la línea al filo del descanso.

La segunda mitad mostró a un Racing descarado y veloz, pero tan inseguro en ataque como el Betis. Regueiro y Munitis se intercambiaron las bandas y el equipo nada ganó. Moratón crecía en defensa como el debutante Melli en las filas andaluzas, demostrando que era la tarde de las retaguardias, pero no la de centrocampistas ni delanteros. Hasta que el Racing se convirtió en víctima fácil en una jugada a balón parado con el duelo a punto de bajar el telón. Un mal despeje que aprovechó Joaquín para empañar un poco el sueño de Piterman de convertir al Racing en un nuevo Depor.

Dimitri Piterman, junto al alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro.
Dimitri Piterman, junto al alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción