Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal de frío y nieve mantiene seis comunidades en alerta

Restablecido el acceso a la mayoría de las localidades que estaban incomunicadas

La situación provocada por el temporal de frío y nieve que ha afectado España en los últimos días fue normalizándose a lo largo de ayer: el acceso a la mayoría de las localidades aisladas quedó despejado, se reanudó la actividad en los puertos marítimos y disminuyó paulatinamente el número de puertos de carretera cerrados y el de los que exigían cadenas. A pesar de ello, Protección Civil mantuvo la alerta en seis comunidades.

Según el Ministerio de Fomento, durante la noche del viernes se realizaron tratamientos preventivos contra el hielo, aunque el riesgo persistió a lo largo de todo el día. A primera hora de la mañana era obligatorio usar cadenas en el puerto de los Tornos (Cantabria), en la N-629. En la red de carreteras secundarias había en ese momento 17 puertos cerrados, y en otro medio centenar eran precisas cadenas para circular, sobre todo en León, Asturias, Cantabria y Ávila.

La jornada se desarrolló con normalidad en la red ferroviaria, a pesar del hielo existente en puntos de Cantabria, Madrid, Burgos y Vizcaya, según Renfe.

Protección Civil levantó los avisos por temporal de nieve en Andalucía, en Valencia y en Castellón, pero mantuvo la alerta en otras seis comunidades (Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña y País Vasco).

La localidad castellonense de Castellfort alcanzó de madrugada la temperatura más baja de la Comunidad Valenciana, con 8 grados bajo cero, aunque hay otros registros destacados, como los tres grados bajo cero de Utiel, los dos bajo cero en Játiva y los 0,4 grados de Manises.

Todos los puertos marítimos de esta comunidad estaban abiertos, incluido el de Sagunto, que se cerró la pasada medianoche. También se han reanudado las comunicaciones por barco entre Melilla y la Península.

Los municipios de Gorafe y Gor, en el Norte de la provincia de Granada, que anteanoche permanecían aún aislados, fueron conectados con la red provincial y se restableció el suministro eléctrico en poblaciones como Montejícar o Genil.

El frío ha disuadido las salidas turísticas durante el fin de semana. Según el ente Torisme Val d'Aran, las reservas hoteleras cayeron un 35% en la zona después de la alerta lanzada por la Generalitat. Sin embargo, en la Comunidad Valenciana las únicas pérdidas que hay que lamentar por el momento en el campo se refieren a la producción de alcachofas de la comarca del Camp de Turia, ya que el resto de cultivos, a causa de las bajas temperaturas y las pocas heladas, están siendo beneficiados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de enero de 2003