Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:NECROLÓGICAS

Antonio Palenzuela Velázquez, obispo emérito de Segovia

El obispo emérito de Segovia, Antonio Palenzuela Velázquez, que presidió la diócesis de esta provincia durante 25 años (1970-1990), falleció ayer en el hospital de la Misericordia de esta capital, cuando contaba con 83 años de edad. Considerado como uno de los teólogos más importantes del último tercio del siglo XX, quienes le conocieron destacaron en la capilla ardiente -que quedó instalada en el Palacio Episcopal- su extraordinaria humanidad y sencillez, que demostró durante su gobierno pastoral al ocupar un modesto piso junto al seminario.

Al cumplir los 75 años, fue sustituido por el actual prelado, Luis Gutiérrez Martín, quien se refirió a su antecesor como un gran intelectual que supo aplicar las directrices del Concilio Vaticano II en una época en la que tuvo que sufrir muchas incomprensiones. Con un amplio sentido de la libertad y la democracia, en pleno franquismo, Palenzuela se abrió al cambio compartiendo las tesis del cardenal Vicente Enrique y Tarancón, incluso fue criticado por visitar a los curas presos de la cárcel de Zamora, en uno de cuyos viajes sufrió un accidente de tráfico, o por acceder a ser entrevistado en una discoteca, lo que no era muy habitual por entonces en una pequeña capital de provincia, donde ese mismo día se recibieron amenazas de bomba.

Palenzuela, que llegó a presidir la Comisión para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal Española, insistía en sus mensajes en favor de los pobres y desfavorecidos, como en una de sus últimas cartas pastorales, donde hizo hincapié en el extraordinario aumento de la distancia entre poblaciones e individuos ricos y pobres, asegurando que "la paz no es sólo ausencia de guerra, sino fruto de la justicia, del amor y del reconocimiento de la dignidad de todo hombre".

Después de su renuncia, el 12 de mayo de 1995, fue nombrado administrador apostólico de la diócesis segoviana hasta la llegada de Gutiérrez Martín, en julio de ese mismo año, retirándose a la residencia de ancianos de Cáritas, cuya construcción había impulsado a cambio de contar con una habitación para el día que le llegara su retiro, como solía comentar bromeando. Débil de salud, una dolencia pulmonar, que arrastró durante años, provocó su último ingreso hospitalario, hace un mes.

Por su capilla ardiente desfilaron cientos de personas, a lo largo de toda la tarde, acumulándose decenas de coronas de flores, la mayoría enviadas desde diversas instituciones. Los restos mortales de Palenzuela, que había nacido en Valladolid el 17 de enero de 1919, recibirán hoy sepultura, a las 16.00 horas en la capilla de San Antón de la catedral de Segovia, en un funeral que estará presidido por el titular de la Conferencia Episcopal española, Antonio Rouco.

Tras cursar sus estudios sacerdotales en el seminario de Madrid, donde fue ordenado en mayo de 1945, Antonio Palenzuela estudió Filosofía en la Universidad Gregoriana de Roma y se licenció y doctoró en Sagrada Teología en la Universidad de Comillas. Su carrera sacerdotal comenzó como párroco en Horcajo de la Sierra (Madrid). Fue canónigo de Bilbao y profesor de Teología y Filosofía hasta 1967, en que fue nombrado vicerrector de la Iglesia Española de Montserrat y Santiago en Roma.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de enero de 2003