Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rejón exige al obispo de Córdoba que si no echa a Castillejo, diga los "favores" que le impiden hacerlo

El diputado de Izquierda Unida en el Congreso Luis Carlos Rejón exigió ayer al obispo de Córdoba, Javier Martínez, que si no echa o destituye al presidente de CajaSur, el sacerdote Miguel Castillejo, explique "qué favores o silencios tiene CajaSur con respecto al dinero de la Iglesia y a Roma para que el sargento Castillejo mande sobre el capitán obispo". "Habría que plantearle a la Iglesia y concretamente al obispo de Córdoba que no basta con llorar e hipócritas golpe de pechos", afirmó Rejón. "Yo le diría, señor obispo, si usted es el que manda, destitúyalo, y si no es el que manda diga el motivo por el que no manda", apuntó el diputado nacional de IU, que recordó al obispo de Córdoba que: "Si no tiene el poder para echar a los mercaderes del templo, tiene la obligación de denunciar el motivo por el que no puede echarlos".

En este sentido, Luis Carlos Rejón dijo: "Hay que distinguir muchas cosas, como es el noviazgo de CajaSur con el PP, que tiene que ver mucho con el noviazgo de CajaSur con el Banco de España y la necesidad de que el Banco de España esté atemperado y la necesidad de plantear a la Iglesia que no basta con llorar".

Así, respecto a la carta en la que el obispo de Córdoba lamenta la situación que se está creando alrededor de la caja de ahorros CajaSur, Luis Carlos Rejón señaló: esas cartas de "golpe de pecho no me gustan". "No me agrada ver esos hipócritas golpes de pecho, cuando lo que debe hacer el obispo es destituir a Castillejo". "Se supone que un obispo tiene el poder suficiente para poner en cintura al cabildo y al canónigo, y si no tiene el poder tiene el deber de echar a los mercaderes del templo y denunciar el motivo por el que no puede echarlos". "Para lágrimas, prefiero otras más poéticas", ironizó. Además, el también ex coordinador general de IU-CA quiso dejar claro que Castillejo "es hijo de la Iglesia, hijo de una provincia sin liderazgo articulador, es hijo de un PSOE financiero en crisis en la Caja Provincial, es hijo de las extrañas negociaciones entre el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, con el Grupo Zeta y Prisa para controlar ramas de información y es hijo de la oferta que le realizó el presidente de la Junta, Manuel Chaves, para que presidiera la caja única". En este sentido, manifestó que ahora "no debemos hipócritamente rasgarnos las vestiduras, cuando entre todos han puesto muchas de las piedras del pedestal de Castillejo, ya que entre todo el mundo se ha engordado a Castillejo y se ha creado una bola que cuando se ha echado a rodar ha arrollado a mucha gente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de diciembre de 2002