La soldado que denunció una violación cree que su caso es la punta del iceberg

En el mismo juzgado compareció el acusado, trasladado desde la prisión militar de Alcalá de Henares por la Guardia Civil. Moriano accedió al edificio por una puerta lateral y cubriéndose el rostro con un pasamontañas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de diciembre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50