Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destruidos en Valencia 40.000 de los cientos de miles de discos falsos que persigue la Sociedad de Autores

Una orden judicial hizo añicos ayer 40.000 discos compactos falsos incautados por la policía en distintas operaciones en lo que va de año. La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) cifra en un 7,7% los discos compactos ilegales que se comercializan en la Comunidad Valenciana, algo más de 100.000 unidades. Mientras por autonomías, la de Valencia se sitúa entre las de menor incidencia, por ciudades, en Alicante la incidencia de la piratería ha aumentado en los últimos meses y alcanza el 17,7%, por encima de Barcelona con el 10%. Sólo en 2002, la policía se ha incautado de 40.000 copias ilegales, la mitad de ellas puestas en el mercado por el llamado fenómeno top manta que ayer fueron destruidas por orden judicial en las dependencias judiciales situadas en Camí de Moncada. Falsos discos de Camarón, Camela, Chenoa, Bee Gees, Michael Jackson, REM, Rosa, Amaral, Estrella Morente, Raúl y Rosario, entre otros, quedaron ayer hechos añicos después de que por encima pasara una máquina retroexcavadora. Entre ellos, se encontraban los 25.000 que agentes de la policía local de Valencia descubrieron hace dos meses en un locutorio de la calle de Cádiz.

Miguel Pérez Solís, portavoz nacional de la SGAE para la lucha contra la piratería afirmó ayer que: "Con este acto se da una moral tremenda a los autores. Ésta es la cúspide de un iceberg. Hay mafias organizadas, cuatro de ellas muy potentes que como en la época de la ley seca en EE UU derivarán su actividad a otras fórmulas delictivas, que explotan a trabajadores a los que les sangran los dedos después de 16 horas encerrados manipulando la tostadora". Pérez Solís cifró en más de 200 millones de euros el fraude que durante este año se ha cometido en España con la venta de falsificaciones de discos compactos.

El decano de los jueces de Valencia, Fernando de Rosa, dijo que "a pesar de que quien compra estas copias no comete un delito, está en la alegalidad, debemos entre todos decir no a la falsificación y a la estafa porque se está haciendo mucho daño a la industria y se favorece la existencia de mafias peligrosas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de diciembre de 2002