Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Universitarios, en la onda

FM 102.5 de la Politécnica es la primera radio realizada desde un campus para el área de Valencia

"Tú lo puedes hacer". Con un ordenador y un puñado de creatividad hoy en día se puede hacer radio hasta en casa, gracias a la tecnología digital. Éste es el convencimiento que ha llevado a la Universidad Politécnica a lanzar la primera radio universitaria hecha íntegramente por profesores y alumnos, que emite todos los días 24 horas -desde las ocho de la mañana hasta la una de la madrugada con programación propia, y el resto musical- a través del dial FM 102.5 para Valencia y el área metropolitana. También puede escucharse en el resto del mundo a través de Internet (www.upv.es).

"Lo difícil y lo caro, como siempre, es producir contenidos, por eso estamos aprovechando todas las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para emitir programas muy frescos", cuenta Amparo Navarro, catedrática de Bellas Artes y responsable del proyecto promovido por el vicerrectorado de la Politécnica Abierta. Con ella, el periodista y ex director de RNE, Salvador Barber, se encarga de coordinar a una plantilla de ocho personas y a 160 estudiantes de Comunicación Audiovisual en prácticas, tanto de la UPV como de otras universidades y carreras relacionadas como Informática, Telecomunicaciones o Imagen y sonido.

"El oyente no tiene que cambiar de sintonía para saber lo que sucede afuera"

"Queremos que sea un vivero de futuros profesionales para que salten a los medios"

"Queremos que esto sea un vivero de futuros profesionales para que salten a los medios", coinciden ambos convencidos de que "se les ve madera". Incluso, los hay como el joven Miguel Ángel Sanchis, que se ha ganado a pulso el sobrenombre de "Sardá", por la soltura con la que aborda los temas de actualidad.

"UPV-Radio nace con la vocación de laboratorio donde investigar el potencial de los lenguajes radiofónicos convencionales y experimentar nuevos", precisa Navarro, desde los estudios habilitados en febrero en un nuevo edificio de laboratorios construido en el campus. El objetivo final, precisa Navarro, es que "el oyente no tenga que cambiar de sintonía para saber lo que sucede afuera, en la sociedad".

Un plató de TV que se va completando "a golpe de presupuesto", como relata con humor Antonio Castelo -otro alma mater del proyecto, que estudia segundo de Ingeniería Superior Informática-, conforma el proyecto de consolidar un sistema de radiotelevisión impulsado por el rector Justo Nieto desde hace dos años. Un sueño, que ya está en pruebas a través del Canal 45, y espera funcionar a pleno rendimiento en marzo gracias a un acuerdo con la Asociación de Televisiones Iberoamericanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de diciembre de 2002