El litigio por los nuevos estatutos

Cajasur

- El Consejo de Administración de la caja aprobó adaptar sus estatutos a la Ley Financiera el 3 de diciembre, diez días después de que se publicase la norma estatal. Los seis canónigos del Consejo desobedecen al obispo de Córdoba, Javier Martínez, que les había prohibido aprobar los estatutos.

- El director de los servicios jurídicos de Cajasur, Diego Jordano hace publica una nota el 6 de diciembre en la que afirma que los derechos de la Iglesia se reducen al "nombramiento de las personas que han de representarla" en la caja (los seis canónigos).

- Jordano sostiene que de la Iglesia, por ser fundadora de Cajasur, "no cabe injerencia u orden alguna sobre la forma de administrar la caja", aún cuando el obispo de Córdoba, haya pedido más tiempo (el plazo legal es de seis meses) y "diálogo institucional" para adaptar los estatutos a la Ley Financiera.

Más información

- Los servicios jurídicos de Cajasur mantienen que "modificar los estatutos sociales es la forma más característica de ejercer el gobierno" de la entidad, y que eso corresponde sólo a su Cónsejo y a su Asamblea. Esos estatutos elevan los privilegios de la Iglesia al elevar su representación en los órganos de gobierno (del 35% al 50% en el Consejo, del 35% al 46% en la Asamblea).

- Los servicios jurídicos de la entidad cordobesa mantienen que el único fundador de Cajasur es el cabildo catedralicio.

Junta de Andalucía

- La Consejería de Economía considera que el Consejo de Cajasur es irregular, por lo que tomará "medidas". La Junta mantiene que, para acogerse a la Ley Financiera y pasar a la tutela del Ministerio de Economía, la caja no cumple las nuevas condiciones aprobadas por el Gobierno andaluz el mismo día 3.

- La Junta, en la Ley de Cajas de 1999, también planteó que los derechos de la Iglesia en Cajasur se limitasen al nombramiento de sus representantes. Castillejo consiguió entonces del Gobierno que recurriese esta ley porque despojaba a la Iglesia de otros privilegios que le dan el control de la caja.

- En 2001, Juan Manuel López Benjumea e Isidoro Beneroso, presidentes de las cajas sevillanas y consejeros designados por el PSOE, trataron de hacer, pese al rechazo de su partido, una fusión que la Junta consideraba ilegal. Los socialistas abortaron la operación en las Asambleas de las cajas.

- La Junta recuerda que los nuevos estatutos deben aprobarse aún en Asamblea (convocada para el día 28 de diciembre). Y que ya para entonces estarán en vigor las nuevas condiciones para acogerse a la Ley Financiera, que obligan a que esa decisión también pase por Asamblea y a que cuente con el visto bueno de la Diputación de Córdoba, como confundadora.

- La Ley de Cajas andaluza incluye como fundadores de Cajasur a la Iglesia y la Diputación y les fija un cupo máximo del 9% en los órganos de gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de diciembre de 2002.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50