Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Universidades aprovecha la LOU para acelerar la privatización de las carreras más demandadas

Forner eleva al Consejo Interuniversitario la tramitación de tres centros y fundaciones

La entrada en vigor de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) se ha convertido en caldo de cultivo para la privatización de carreras de nuevo cuño en la Comunidad Valenciana, con el impulso decidido de la Dirección de Universidades. El director general Salvador Forner ha acelerado en el último mes los trámites para implantar siete de las carreras estrella a través de la adscripción a la universidad pública de Elche -en una primera fase- de tres centros que aspiran convertirse en universidades autónomas: la Fundación diocesana Edetania (embrión de la nueva Universidad Católica), el futuro Centro Universitario de la Luz, SA, y la ya existente Escuela Superior de Gestión Comercial (ESIC).

El responsable autonómico de Universidades elevó en el último Consejo Interuniversitario, celebrado el pasado 5 de noviembre en Valencia, una propuesta para que siete de las llamadas carreras de moda más solicitadas por los jóvenes y por el cambiante mercado laboral -como son las licenciaturas de Comunicación Audiovisual; Publicidad y Relaciones Públicas; Ciencias de la Actividad Física y del Deporte; Psicopedagogía; Psicología; Antropología Social; y Ciencias del Mar- estén plenamente implantadas el próximo curso 2003-2004 en los citados centros y fundaciones privadas que aspiran consolidarse como universidades privadas.

El director general Salvador Forner está tramitando, con una celeridad inusual -para "sorpresa" y "malestar" de los cinco rectores de las universidades públicas que consideran que otros temas prioritarios para el Sistema Universitario Público (SUP) valenciano, como la revisión de la financiación y el desarrollo de los nuevos decretos LOU están rezagados- tres propuestas promovidas por el Consejo Social de la Universidad Miguel Hernández de Elche entre los meses de julio y octubre, es decir una vez que entró en vigor la LOU.

La primera responde a la solicitud realizada en julio pasado a través del Consejo Económico de la Universidad pública Miguel Hernández de Elche por parte de la entidad titular Ciudad de la Luz, SA, -constituida el 2 de noviembre de 2000 mayoritariamente con capital público- para implantar el próximo curso de la licenciatura en Comunicación Audiovisual, que se impartirá en el futuro Centro de Enseñanza Superior Ciudad de la Luz que se proyecta en Alicante.

Entidades religiosas

La segunda consiste en la adscripción solicitada por la Fundación Edetania (embrión de la futura Universidad Católica que promueve el Arzobispado de Valencia) de cinco licenciaturas -Actividad Física, Psicopedagogía, Psicología y Antropología Social y Ciencias del Mar-, también a la Universidad de Elche.

El trámite, sin embargo, no es más que eso, porque la fundación anunció públicamente su apertura de curso en octubre, nada más ser aprobado por el Consejo Económico de la Miguel Hernández el pasado 2 de octubre, y la Administración valenciana lo elevó al Consejo Interuniversitario cuando ya están funcionando a pleno rendimiento. De forma que Edetania ya ha puesto en marcha y cerrado la matrícula para este curso de las cuatro primeras titulaciones solicitadas (se ofertan en su web oficial) pese a que no se ha cerrado el preceptivo trámite administrativo. Respecto de la licenciatura de Ciencias del Mar, los rectores consideran que no deja de ser menos polémica por tratarse de una carrera "altamente técnica y especializada" y máxime "cuando la Universidad de Alicante imparte el segundo ciclo desde el curso 1998 y en la actualidad se prepara para implantar el primer ciclo".

La tercera propuesta de Forner es la solicitud que promueve "la entidad titular Congregación de Sacerdotes del Corazón de Jesús. Padres Reparadores", que será impartida en las instalaciones de ESIC, para implantar la titulación de Publicidad y Relaciones Públicas (ya implantada en la universidad privada Cardenal Herraera-CEU, que es la única consolidada y de prestigio reconocida por el Estado en la Comunidad Valenciana) mediante la fórmula de adscribir la licenciatura a la Universidad Miguel Hernández, pero impartirla en el centro de ESIC en Valencia.

La "celeridad" de la tramitación por parte del responsable del ramo de la Administración valenciana se produce, según denuncian desde los equipos académicos, coincidiendo con un contexto nacional y valenciano marcado por una caída oficial del 25% de la matrícula universitaria como confirman las estadísticas oficiales del propio Ministerio de Educación y del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Todo ello, señalan las citadas fuentes, con el agravante añadido de que todas estas licenciaturas están implantadas ya en el sistema público -e incluso por duplicado, como la carrera de Comunicación Audiovisual que se imparte en cuatro de las cinco universidades públicas-, en franca contradicción con el objetivo declarado por la Generalitat y contenido en el proyecto de Mapa de Titulaciones de evitar la "duplicidad de títulos" y la "falsa competencia", de forma que se "racionalicen los recursos humanos y las infraestructuras universitarias" mediante la implantación sólo de carreras que garanticen un punto de partida con coste cero (es decir aprovechando la capacidad docente e investigadora existente en áreas y departamentos afines).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de diciembre de 2002