Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia contra agentes de Ceuta por expulsar a Marruecos ilegalmente a solicitantes de asilo

La Comisión de Ayuda al Refugiado afirma que los obligaron a reptar bajo la valla fronteriza

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ONG que trabaja habitualmente con Naciones Unidas, ha denunciado ante la Fiscalía que varios solicitantes de asilo argelinos han sido interceptados en Ceuta por agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, quienes han destruido su documentación y les han obligado a pasar a Marruecos reptando bajo la valla fronteriza que separa la ciudad autónoma del reino alauí.

El documento recoge las declaraciones de varios de los afectados que lograron volver a entrar en Ceuta. CEAR afirma que se trata de "una flagrante violación" de la ley reguladora del derecho de asilo y de la condición de refugiado y del real decreto que aprueba el reglamento de aplicación de dicha norma.

En la denuncia figuran las declaraciones de tres argelinos, realizadas entre el 28 de octubre y el 14 de noviembre pasados. Uno de ellos, B. D., afirma que la primera semana de octubre varios funcionarios de policía le pidieron su identificación. "Pese a mostrarles el documento que le acreditaba como demandante de asilo, los citados funcionarios procedieron a destruirla y a conducirle al perímetro fronterizo con Marruecos, obligándole a reptar por debajo de la valla para abandonar Ceuta", dice el documento.

El mismo destino sufrió el 24 del mismo mes M. A., "tras permanecer retenido unas 15 horas" en dependencias policiales. Similar es el caso de N. M., quien afirma que fue interceptado por agentes de la Guardia Civil.

CEAR relata además que el 27 de noviembre los argelinos A. D. y N. K. debían formalizar su solicitud de asilo en la Oficina de Extranjeros de Ceuta a las 12. "A tales efectos, nuestro letrado les había convocado a las 11 para que recogieran su solicitud. Tras acudir a dicha cita, los solicitantes parten rumbo a la mencionada Oficina. A día de hoy, podemos acreditar que jamás llegaron a su destino y, por ende, no pudieron formalizar su solicitud".

Respuesta de Interior

Desapariciones de solicitantes de asilo similares a esta ya fueron denunciadas por el secretario general de CEAR, Enrique Santiago, al director general de Extranjería, Manuel Pérez, en una reunión que mantuvieron el 4 de nociembre. Entonces, Santiago hizo entrega a Pérez de una lista de ocho personas. El director general le respondió 15 días después que dos de ellas habían renunciado a sus solicitudes y que, respecto a las otras seis, no constaba que hubieran sido repatriadas a Marruecos ni que hubieran presentado solicitudes de asilo. Pérez documentaba su respuesta con informes de la Oficina Única de Extranjeros de la Delegación del Gobierno de Ceuta, de la Comisaría General de Extranjería y de la Subdirección General de Asilo, según declaró un portavoz del Ministerio del Interior.

En una carta remitida ayer por el secretario general de CEAR al Defensor del Pueblo, al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y al propio director general de Extranjería, Santiago reitera su denuncia y replica a los argumentos de Pérez con abundante documentación. Fuentes de CEAR han declarado que los argelinos habrían sido expulsados por un punto fronterizo situado en la montaña en que se encuentra el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, cerca del pueblo marroquí de Beliones.

Un portavoz de la Delegación del Gobierno de Ceuta, que dirige Luis Vicente Moro, dijo desconocer los hechos denunciados, pero reveló que entre el 1 de junio y el 1 de diciembre 35 argelinos faltaron a la cita que tenían en la oficina de extranjería para formalizar sus solicitudes de asilo. Y que las 240 solicitudes presentadas hasta septiembre se han duplicado en los últimos tres meses (496). El portavoz declaró que aún no había explicación oficial a este aumento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de diciembre de 2002