Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Racing acuerda iniciar su proceso de disolución

La Junta General de Accionistas del Racing acordó anoche iniciar el proceso de disolución de la sociedad, que se hará efectivo a partir del próximo 15 de enero. El Racing buscó desesperadamente una salida a su crisis económica y no la halló. Ayer mismo, horas antes de la Junta, el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander ofrecieron al club firmar un convenio por valor de seis millones de euros, como subvención a repartir entre las cuatro próximas temporadas.

La quiebra técnica (más deudas que la mitad del capital social) obligaba a una nueva ampliación de capital del Racing, la primera sociedad anónima deportiva que se cosntituyó en el fútbol español. Pero el accionista mayoritario, Santiago Díaz, propietario a través de diversas empresas del 67%, ni fue a la ampliación, ni consideró suficiente la oferta de las instituciones.

Apenas diez años después de constituirse en sociedad anónima el Racing está en quiebra y ahora se procederá a la disolución de la sociedad, lo que no significa la desaparición inmediata del equipo. La salida a la grave crisis pasaba, decían los dirigentes, por permitir construir, anexo al estadio de El Sardinero y en terreno municipal, un gran centro de ocio o por conseguir ayudas oficiales suficientes.

Mientras las soluciones no llegaban el Racing optó por retirar la publicidad institucional (Cantabria Gran Reserva) de las camisetas, negociar con el Gobierno de Cantabria y solicitar a Caja Cantabria 19,2 millones de euros por medio de un crédito ordinario y otro participativo.

El Racing cerró el ejercicio 2001-2002, el de su nuevo ascenso a Primera, con unas pérdidas de 14,8 millones de euros. Para el ejercicio en curso las previsiones negativas son similares. El presupuesto asciende a 22,9 millones de euros.prevé 7,7 por derechos de televisión, 10,7 de posibles traspasos de jugadores y 2,3 millones de las cuotas de abonados (ya son récord y se acercan a los 16.000).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de noviembre de 2002