Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Liga de Campeones | FÚTBOL

Hierro, baja para casi un mes, se perderá el clásico del Camp Nou

Fernando Hierro estará de baja entre tres o cuatro semanas debido al esguince en su tobillo derecho que se produjo el pasado martes, contra el Genk, según anunciaron ayer los servicios médicos del Madrid tras someterle a varias pruebas. En principio, este contratiempo supone que el central se pierda, entre otros, el encuentro contra el Barcelona de la próxima semana y la final de la Copa Intercontinental que el Madrid y el Olimpia, paraguayo, disputarán el 3 de diciembre en Tokio.

Además, Hierro no estará en los dos primeros emparejamientos de la liguilla de los octavos de final de la Champions, que se sortea mañana. La Real Sociedad, el Sevilla, el Mallorca y el Recreativo de Huelva son los otros enfrentamientos de la Liga en los que la zaga blanca no contará con el mando supervisor de su capitán si se cumplen totalmente los plazos de su recuperación.

El esguince se lo produjo en el minuto 6. Después de intentar despejar un balón aéreo, al caer pisó mal y apoyó prácticamente todo el peso del cuerpo en su tobillo derecho. En ese instante el jugador le comentó al doctor Hernández: 'Parece que aguanto'. El defensa se mantuvo veinte minutos más en el césped, eso sí cojeando y haciendo tanto muecas de dolor como indicaciones al banquillo de que podía continuar. 'Si fuera un chaval de 19 años, le habría obligado a abandonar el campo, pero a un futbolista de la experiencia de Hierro qué le voy a decir yo', argumenta Hernández.

Hasta que Zokora sacó los colores a la retaguardia del Madrid en un eslalon velocísimo al que Hierro no pudo seguir ni de lejos. 'Ahora sí que no soporto el dolor', dijo Hierro al doctor. En ese momento pidió el cambio.

La baja de Hierro abre de nuevo el debate en torno a los centrales, un puesto que el club no quiso reforzar el pasado verano. Ahora, sin el capitán, Pavón y Rubén son las únicas alternativas. Pavón, que el curso pasado fue titular durante un buen trecho, perdió el puesto tras su pésima final de Copa ante el Deportivo. Por su parte, Rubén juega habitualmente en el filial. Uno u otro tendrán que alinearse junto a Helguera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de noviembre de 2002