Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air Nostrum garantiza por 10 años la factura de taller de sus reactores

General Electric cede a Iberia el mantenimiento del motor CF34

Air Nostrum, Iberia y General Electric firmaron ayer un acuerdo en Valencia que garantiza a la compañía de vuelos regionales el coste de la factura de taller de los motores a reacción CF34, que impulsan sus aparatos más modernos, durante los próximos 10 años. General Electric cede a Iberia el mantenimiento de los motores de 31 aparatos durante una década, que costará a Air Nostrum 77 millones de euros.

Carlos Bertomeu, consejero delegado de Air Nostrum, explicó que el mantenimiento de los motores es uno de los gastos más importantes y más 'volátiles' de las compañías aéreas. De modo que garantizar la factura de taller para los motores CF34 de General Electric que propulsan los 31 aparatos CRJ 200 que Air Nostrum espera explotar a partir de 2003 constituye, en palabras de Bertomeu, 'el segundo contrato en importancia' desde que la compañía inició la renovación de su flota en mayo pasado.

Los motores CF34 pasaban revisión en Alemania a través de Lufthansa y la cesión de la licencia de Generalitat Electric a Iberia supone un recorte del 30% del gasto de taller de Air Nostrum.

Pero también permite a la división de mantenimiento de Iberia especializarse en la conservación de uno de los motores que más se han vendido en los últimos años. Iberia invertirá seis millones de euros para adaptar sus servicios y asumir el mantenimiento de los motores CF34 en Europa.

Bertomeu avanzó que Air Nostrum negocia un acuerdo similar con Pratt & Whitney, proveedor de los motores de 19 turbohélices Dash8-Q300 que completan la flota de la compañía. Ambos acuerdos vienen precedidos por un tercero que garantiza el coste del combustible durante tres años en referencia a un precio del barril de petróleo de 22,5 dólares.

Bertomeu aprovechó la ocasión para explicar la reciente venta de la compañía holandesa Denim Air, dedicada al alquiler de aparatos y tripulaciones para atender vuelos regionales. Air Nostrum compró el 100% de Denim Air cuando se convirtió en su único cliente. El acuerdo permitía ahorrar costes hasta que Air Nostrum ampliara su propia flota. Ahora prescindirá progresivamente de los 10 aparatos de Denim Air, que volverán a manos de sus propietarios originales, sin mayores efectos en el balance.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de octubre de 2002