Balas por correo, la última locura

Hiddink, el técnico del PSV, denuncialas amenazas que ha recibido en Holanda

El miércoles pasado, Guus Hiddink daba vueltas por el hotel del PSV Eindhoven en Gran Canaria. Se había cumplido la hora de la rueda de prensa previa a su partido amistoso contra la UD Las Palmas. Pero la comparecencia del técnico holandés se atrasó. Una vez delante de los micrófonos, pidió a los periodistas hablar de forma distendida. Nadie imaginaba que el héroe de la última Copa del Mundo, quien llevó a Corea del Sur al cuarto puesto, reconocería que, a veces, pasa miedo.

Hiddink estuvo afable, pero no intrascendente. Las preguntas giraban sobre el Mundial, la recesión del mercado, la trayectoria de los grandes equipos... Hasta que llegó la pregunta que eligió para introducir el tema que más le preocupa: '¿Le gustaría volver a entrenar en España?'. Su respuesta comenzó enumerando los atractivos del fútbol español. Pero, de repente, se encaminó hacia derroteros insospechados. 'Hay críticas, pero la base debe ser el respeto. En mi país, también. Algunos quieren molestar, quitar la alegría. Sufrimos algunas tonterías. Y aquí he visto imágenes que me dan asco'.

Más información
Peregrinación a 'Hiddink town'
Perfil:: Guus Hiddink
Reportaje:: Una nación a sus pies

Se refería a los disturbios del derby sevillano, al ataque a un vigilante jurado, a la agresión a Prats... 'En mi país ocurre lo mismo', insistió; 'algunos se han perdido'. A renglón seguido, reconoció que ha recibido amenazas de muerte: 'Estoy molesto. Ocurrió hace semanas y ahora han vuelto. Estoy en una época de reflexión. Se puede criticar tras una derrota, pero llegar a las amenazas es de locos... No puedo vivir con estas situaciones. Me da pena. Me da miedo de vez en cuando que algunos locos puedan hacer daño'.

Mientras pronunciaba esta frase hacía el ademán de mirarse la espalda. '¿Cómo son las amenazas?'. 'Mandan balas'. '¿Recibe escritos?'. 'Con balas por dentro'. '¿No sabe por qué?'. 'Por los éxitos: 'Si tienes los mismos en la Liga o la Champions, te vamos a matar'. Es un precio muy duro'.

Hiddink ha sido una de las víctimas de amenazas de muerte por correo en Holanda, la última moda. Desde el asesinato de un líder ultraderechista, nadie se atreve a quitar hierro al asunto. El presidente de la federación y el técnico del Feyenoord, Bert van Marwijk, también han sido amenazados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS