Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deutsche Bank compra el 40% de Kirch en la editorial Axel Springer

El imperio de Leo Kirch recibió ayer otro golpe en un hotel de Francfort. En una sala a puerta cerrada, un notario subastó el 40% que el magnate alemán de la comunicación poseía en la editorial Axel Springer, la mayor de Europa. El martillo cayó una sola vez: por 667 millones de euros, el Deutsche Bank, que tenía el paquete como garantía de un préstamo que Kirch no puede devolver, se quedó con las acciones.

Kirch, que ve cómo poco a poco se va quedando sin margen de maniobra, trató hasta el último momento, mediante triquiñuelas legales, de detener la subasta. No lo consiguió. Se acaba así su presencia de casi 20 años en Springer, actualmente la mayor editora de revistas y periódicos de Europa. Han sido dos décadas de peleas continuas con la dirección del grupo por cuestiones editoriales y financieras que, en última instancia, han contribuido a la caída definitiva de Kirch.

Deutsche Bank jugó ayer un doble papel: el de banco acreedor que saca a subasta las acciones que tiene en garantía por un préstamo que no se le devuelve (por 735 millones de euros), y el de comprador. En la sala en la que se realizó la subasta, el notario preguntó hasta tres veces, de forma ritual: '¿Alguien ofrece más?'. El salón estaba lleno. Se habían registrado unos 25 interesados. Pero nadie habló. La única oferta era la de Deutsche.

La gran entidad financiera, sin embargo, no tiene interés a largo plazo en permanecer en Axel Springer, que edita periódicos como el sensacionalista Bild, con millones de ejemplares vendidos cada día. Un portavoz anunció ayer que han emprendido negociaciones con la viuda del editor, Friede Springer, que ya posee casi la mitad de las acciones de la editorial, para venderle un 10% adicional. El resto saldrá a Bolsa, o se venderá en pequeños paquetes, según vaya el mercado.

Acosado por las deudas, Kirch, de 75 años, asiste al desmoronamiento de la obra de su vida. Lo previsto es que a finales de octubre o principios de noviembre se decida el proceso de troceo y venta de Kirch Media, que controla la mayor cadena de televisión privada en Alemania y es propietaria de importantes derechos de retransmisión de eventos deportivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de octubre de 2002