Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | Pleno español en la Copa de la UEFA

El Celta se clasifica, pero se lleva un susto en Odense

El Celta exprimió en Dinamarca la ventaja de dos goles extraída del partido de ida, y le pudo costar caro, porque el Odense se quedó al borde mismo de la remontada. Con tanta superioridad como desinterés, el equipo de Balaídos administró el resultado con precisión de contable, pero como el fútbol no entiende de números, la primera ronda de la UEFA se superó con sufrimiento. Acortó el Odense la ventaja con un gol a los 63 minutos, y sólo una absurda expulsión de Derveld permitió al Celta recuperar la tranquilidad en los minutos finales, los únicos en los que plasmó su auténtico potencial.

Sólo en el primer tiempo y a base de tejer por el centro, el equipo vigués logró plantarse ante la portería del Odense en un par de ocasiones, pero cuenta el equipo danés con un portero más que digno, el marroquí Zaza, que en apenas 10 minutos sacó dos balones seguidos a McCarthy y Mostovoi.

ODENSE 1| CELTA 0

Odense: Zaza; Slim, Hemmingsen, Sonksen, Derveld; Thomas Jorgensen, Tembo, Hansen, Johansen (Knudsen, m. 54); Miti y Simon Jorgensen (Christiansen, m. 81). Celta: Pinto; Cáceres, Berizzo, Sylvinho; Velasco, Luccin, Giovanella, Juanfran; Coudet (Jesuli, m. 77), Mostovoi (Jandro, m. 90); y McCarthy (Catanha, m. 64). Gol: 1-0. M. 63. Derveld, de falta directa. Árbitro: Leslie Irvine (Irlanda del Norte). Enseñó cartulina amarilla a Slim. Expulsó con tarjeta roja directa a Derveld (m. 65). Unos 10.000 espectadores en el Odense Stadium (Odense, Dinamarca). El equipo vigués se clasifica para la siguiente eliminatoria de la Copa de la UEFA por el tanteo global de 2-1. El sorteo de la siguiente ronda se celebrará el martes en Nyon (Suiza).

El fútbol del Odense se reduce a faltas y balones largos, pero como no estaba el Celta para excesos le bastó al Odense para echarle suspense a la eliminatoria. Pudo el Odense castigar el desinterés del equipo vigués, pero el propio Derveld lo condenó con una expulsión de novato a los dos minutos de marcar el gol con una brutal entrada a Coudet. La expulsión dio paso a los mejores minutos del Celta, que desperdició un penalti mal lanzado por Catanha. Dio igual: el Odense había arrojado la toalla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 2002