Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PHOTOKINA 2002

Las grandes cadenas de revelado ya admiten soporte informático

La copia procedente de un CD cuesta prácticamente lo mismo que la de un carrete. Los precios oscilan entre los 35 y los 50 céntimos de euro

Los centros de revelado, o minilaboratorios, que se venden actualmente, incorporan el tratamiento completamente digital de las fotografías, desde la introducción del carrete o un fichero electrónico hasta la entrega de copias en papel o en CD. La principal novedad es su interconexión a Internet, tanto para recibir pedidos de diversas tiendas como directamente de los consumidores.

Hace un año aproximadamente que está disponible la tecnología de revelado digital, si bien es ahora cuando es totalmente fiable y las tiendas disponen de variados sistemas para elegir, de acuerdo con el modelo de negocio que quieren llevar a cabo en su tienda.

Los fabricantes de centros de revelado mostraban en Photokina sistemas de distinta capacidad y con mayor o menor posibilidad de interconexión, según si su destino es un laboratorio industrial o la tienda de fotografía de la esquina.

MÁS INFORMACIÓN

'Las cámaras digitales están dando al mercado del revelado nueva vitalidad y estamos convencidos de que el sector del tratamiento de la imagen seguirá creciendo a ritmo elevado en el futuro', enfatiza Jesper O. Möller, miembro del consejo directivo de Agfa.

El tratamiento digital de la imagen, sea un negativo o una fotografía creada con cámara digital, no sólo mejora la calidad de la copia en papel, sino que 'las imágenes en soporte analógico tienen pleno acceso al mundo digital', dice Möller.

Enviados por 'e-mail'

Los negativos digitalizados pueden ser enviados por correo electrónico, almacenados en un sitio de Internet o archivados en un CD.

'Creo que no me equivoco cuando afirmo que mucha gente continuará haciendo fotos dentro de 10 años con cámaras tradicionales. Pero, para entonces, no habrá fotografía en Europa que no se haya procesado digitalmente', augura Möller.

Los acuerdos entre distintos fabricantes también se suceden. Hace años que Kodak vende con su marca sistemas de revelado con Noritsu y ahora ha extendido este acuerdo con Agfa para suministrar sistemas de impresión láser sobre papel fotográfico.

Kodak, Fujifilm y Hewlett Packard, entre otras empresas, han formado la Asociación Internacional de la Industria de la Imagen (I3A) para crear el sistema de intercambio de archivos digitales CPXe, que evite problemas de comunicación entre distintos ficheros.

Se calcula que en el mundo se hacen alrededor de 80.000 millones de copias fotográficas en papel cada año y que esta cifra crecerá en el futuro.

La industria del revelado está convencida de que el consumidor quiere tener sus fotografías preferidas en papel, las haya disparado con una u otra cámara.

Los fabricantes de impresoras esperan reducir el coste por copia fotográfica

Los fabricantes de impresoras domésticas quieren una parte del mercado de revelado fotográfico, un mercado tan inmenso que les basta conseguir un mínimo porcentaje para tener éxito. Los especialistas están de acuerdo en que las impresoras de inyección de tinta ya consiguen copias de calidad. También empiezan a ser rápidas y fáciles de usar para los consumidores. Las que utilizan cartuchos de seis tintas han mejorado a la hora de hacer los degradados.Las impresoras de tinta actuales trabajan a una resolución de 2.400 por 1.200 puntos por pulgada y su velocidad alcanza hasta las 14 páginas por minuto en documentos en negro y hasta 10 páginas por minuto en color. Las impresoras de tinta más rápidas tardan un minuto y medio como mínimo en hacer una fotografía. El reto está en reducir el coste por copia, porque ahora tanto los cartuchos de tinta como los papeles fotográficos tienen un precio tan elevado que resulta más barato y cómodo que lo haga la tienda de la esquina, que cada vez acepta más ficheros digitales. Los fabricantes de impresoras domésticas cuentan, sin embargo, con la satisfacción que produce en el consumidor saber que ha hecho todo el proceso de creación de su imagen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de octubre de 2002

Más información