Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PHOTOKINA 2002

La euforia se apodera del sector fotográfico gracias al éxito de la tecnología digital

La venta de cámaras digitales aumenta el 50% cada año - Los modelos de Sigma y Canon, estrellas de la feria alemana Photokina - El revelado tradicional de carretes apenas ha crecido el 2,2% en los últimos tiempos

La tecnología digital ha entrado de lleno en el sector fotográfico, tanto en la captura de imágenes como en su posterior manipulado y revelado. En la feria Photokina, que ha tenido lugar del 25 al 30 de septiembre en Colonia, el sector ha demostrado su optimismo, con un crecimiento de la superficie de exposición del 10% y el recinto saturado de visitantes.

La euforia proviene de las cámaras digitales de fotografía, un mercado inexistente hace cinco años y que ahora representa una cuarta parte de todas las ventas de cámaras. La cámara digital ha sido la estrella indiscutible de esta edición de Photokina, con renovación de los productos en sus diversas categorías, a precio muy atractivo y con mayores prestaciones.

Mientras que las ventas de cámaras compactas y réflex de carrete están estancadas desde hace unos años, las cámaras digitales mantienen crecimientos del orden del 50%, que es lo que hace revitalizar al sector.

El objetivo de los fabricantes es que las cámaras digitales no retraten sólo los acontecimientos sociales y familiares, como ha pasado hasta ahora, sino que también se fotografíen los acontecimientos cotidianos. Para ello, ponen a la venta modelos muy compactos y económicos, que se puedan llevar siempre encima y estén a punto de disparar en cualquier momento.

Calidad total

En la gama alta del mercado, para los entusiastas de la fotografía y los profesionales, en Photokina se han mostrado cámaras digitales que superan a las tradicionales de carrete. Canon ha desvelado la EOS 1DS, con sensor CMOS de 11 millones de píxeles y del mismo tamaño que el negativo de 36 mm, y 10.000 euros de precio.

Mientras, Sigma ha enseñado la réflex digital SD-9 con sensor Foveon de 3,4 millones de píxeles tricolor, que tendrá un precio moderado, unos 2.000 euros.

Olympus y Kodak han dado a conocer su proyecto de réflex digital, al que se suma Fuji, y quieren que otras empresas también se adhieran. La primera cámara fruto de esta iniciativa no verá la luz, sin embargo, hasta finales del año que viene.

Si la captura de la imagen pasa a ser digital, lo mismo ocurre con el sistema para llevar la fotografía a papel. Las nuevas máquinas de revelado ya realizan todo el proceso digital. Aceptan tanto carretes como archivos digitales y entregan copias en papel de las fotos y un disco compacto con el rollo digitalizado, en la misma tienda. Este servicio ya se ha popularizado y se encuentra en prácticamente todas las ciudades con un buen laboratorio.

Los aficionados a controlar todo el proceso pueden ahora capturar, manipular e imprimir sus imágenes sin salir de su casa, como pasaba hace 40 años con la fotografía en blanco y negro, con la diferencia sustancial de que las herramientas y las impresoras incorporan muchas más posibilidades, son más sencillas de utilizar y se pueden mostrar al instante a quien se quiera a través de Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de octubre de 2002