El FAD muestra la pujanza de la creatividad del diseño portugués

'No tratamos de exhibir sólo productos de diseño, sino de demostrar a qué nivel se encuentra la creatividad en Portugal', dijo ayer Guta Moura, comisaria, junto a Pedro Gadanho, de la exposición Voyager, que hasta el 30 de octubre se presenta en la sala de exposiciones del Foment de les Arts Decoratives (FAD) y en el espacio anexo de la Capella del Àngels. La exposición tiene carácter conceptual y con ella se pretende también dar a conocer la Bienal del Diseño de Lisboa, que se celebrará en el otoño de 2003 y que tendrá como invitado destacado al diseñador catalán Martí Guixé, tal como anunciaron ayer los comisarios de Voyager. 'Esta tercera bienal estará dedicada al consumo y pensamos que Guixé encaja perfectamente en este concepto', explicó Gadanho. En la bienal también se contará con la participación del FAD. 'Es sorprendente cómo todavía no se habían iniciado los contactos e intercambios del diseño español con el portugués. Esta exposición desde Barcelona es el arranque de lo que pretendemos que sea una relación mucho más fluida', señalaron los comisarios. Voyager ha sido organizada por la asociación cultural Experimenta Design.

'Hace 15 años apenas podíamos hablar de diseño portugués', dijo Guta Moura, 'pero en pocos años ha habido un gran despegue. Los diseñadores portugueses tienen mucha preocupación por la innovación y por las formas'. La exposición se encuentra dividida en módulos y en uno de ellos se muestra la creatividad de los más jóvenes creadores con objetos tan ocurrentes como una estantería que lleva incorporado un nivel para su adecuada colocación en la pared.

En otros casos, la preocupación por el reciclaje se pone de manifiesto con un sillón que permite arropar al usuario en caso de que tenga frío. Para ello se utiliza una tela de origen industrial de material recuperado. 'Una constatación del cambio que se ha experimentado en Portugal es la convocatoria que hizo la empresa Atlantis, que hasta entonces trataba los objetos de cristal de una manera muy convencional, para que jóvenes diseñadores aportaran nuevas ideas', dijo Moura. Una selección de estas piezas puede verse en la exposición. Los dos comisarios señalaron también la aceptación del diseño por parte de la industria portuguesa.

Imágenes de vídeo

Otro de los apartados, que se expresa con una serie de monitores, explica otra idea que se desea transmitir en la exposición: 'Existe un núcleo en todas las disciplinas creativas que es común a todas ellas', dijo Moura. Para certificarlo, las imágenes de vídeo plantean un cruce de actividades que entremezclan el diseño industrial, la danza, la imagen, las artes plásticas y la arquitectura.

La exposición permite la interactividad con el espectador que puede modificar el ritmo de movimiento de unos bailarines o entrar en un túnel sensitivo de color y sonido en el que se escucha un poema recitado en cuatro idiomas que ha sido descompuesto y transformado en un tema musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de octubre de 2002.

Lo más visto en...

Top 50