Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Pacifista detenido

Los abajo firmantes participamos este verano en un la 'Peregrinación por la Paz de Euskal-Herria y del mundo entero'. Durante 25 días convivimos personas de distintos lugares, ideologías, credos religiosos y edades, pero con un mismo sueño, la paz. En este caminar conocimos a Oier Gorosabel y, en la diaria e intensa convivencia, pudimos saber de su militancia en movimientos pacifistas, de su amor a la naturaleza y a la vida.

Hoy sabemos que Oier y otro otro joven fueron golpeados y detenidos en la manifestación del día 14 en Bilbao, cuando sin más armas que sus cuerpos desnudos se interpusieron entre la policía y los manifestantes. Han sido trasladados a la Audiencia Nacional con posibles acusaciones relacionadas con el terrorismo. Queremos testimoniar que Oier es un hombre de paz y que cualquier imputación de terrorismo hacia él y su amigo es inmerecida e injusta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de septiembre de 2002