Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Insensatez

La insensata carrera en Madrid entre un campeón de atletismo y un autobús de la EMT demuestra dos cosas: primero, que los responsables, por llamarles así, en vez de procurar soluciones prácticas al tráfico, sólo intentan distraernos y decir que hacen algo sin hacer nada (bueno). Segundo, que el fracaso, esa carrera también, del autobús de la EMT, a pesar de haberse buscado un terreno tan favorable para él como lo es la Castellana, fracaso atribuido a la subida y bajada de tantos viajeros, prueba una vez más el tremendo error que constituye su tremendo tamaño, que hace el recorrido en más tiempo y obliga a esperar más tiempo en las paradas. En otros países el transporte es más rápido mediante pequeñas camionetas o taxis colectivos que aquí esos 'responsables' nunca querrán poner a competir con sus mastodónticos autobuses actuales, que tanto perjudican el tráfico y el bolsillo de todos los ciudadanos, en beneficio de unos pocos aprovechados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de septiembre de 2002