Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Desasistencia, no

Patrimonio Nacional. Madrid

Es cierto que el número de libros sobre jardines históricos españoles no guarda comparación con las numerosas publicaciones referidas al arte, monumentos, artistas..., desproporción que crece en el apartado de guías, manuales y de divulgación. Los jardines de Aranjuez, a los que alude don Xaquín López Facal en su carta del 16 de septiembre, constituyen en este sentido una relativa excepción bibliográfica. Desde el punto de vista histórico y artístico, entre otras publicaciones más generalistas, debe tenerse en cuenta el gran catálogo de la exposición Felipe II. El Rey íntimo (1998), así como el fondo de la editorial Doce Calles, de Aranjuez (algunos títulos coeditados en colaboración con Patrimonio Nacional), y la revista Reales Sitios.

Pero que falte una guía manual no quiere decir que el visitante esté desasistido. Por el contrario, los de Aranjuez son los primeros jardines de España donde se ofrece un servicio de audioguías que, por un módico precio, pone a disposición del visitante una información apta para todos, pero rigurosa y completa, de sus componentes botánicos, artísticos e históricos, sin límite de tiempo de uso.

Desde hace dos años hay un nuevo atractivo de temporada para visitar estos jardines declarados Patrimonio de la Humanidad: los paseos musicales. En ellos, durante determinados fines de semana de los meses de junio y julio -como EL PAÍS ha recogido en sus páginas de información-, técnicos muy cualificados explican por grupos a los visitantes los pormenores del recorrido, amenizado con interpretaciones musicales en directo en diversos puntos del mismo. El recorrido es gratuito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de septiembre de 2002