Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El monte no tiene quien le escriba

Mis últimos pensamientos sobre las iniciativas urbanísticas de esta ciudad no son nada optimistas, la última es la 'creación de un centro hispano-ruso de cultura y deporte' en una zona de los pinares de San Antón. Los argumentos son de lo más ingenioso: 'Utilidad pública', dice nuestro sonriente concejal de Urbanismo, Manuel Ramos, y que 'no existen dudas legales'. Esto es, se puede construir en 125.000 metros cuadrados de zona rústica no urbanizable, sin problemas de impacto ambiental ni nada de nada. Y que el dinero es limpio, transparente y procede de organismos públicos de Rusia.

Todo esto me trae a la vez la imagen de los últimos días, de la ciudad moscovita envuelta en un humo gris, producto de la contaminación causada por los recientes incendios forestales de los alrededores, sus habitantes miran al cielo esperando la anhelada lluvia.

La verdad, que sigo sin ver el sentido de cómo circula el dinero y los mecanismos que se inventa el capital para hacer sus negocios. En vez de invertir en su espacio para mejorar la vida de sus ciudadanos, lo destinan al suelo de otro país para crear un macro complejo...

Pero no importa, hay que estar tranquilos se va a crear una fundación entre el Ayuntamiento de Málaga y el centro hispano para gestionar las instalaciones deportivas, religiosas, culturales y un largo etc., donde caben todos los euros posibles. Parece mentira que no hayamos aprendido de la vecina Marbella. Todo esto me huele a chamuscado, como todo lo que quema el hombre sin escrúpulos de un país u otro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 2002