Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición quiere forzar a Azkuna a cambiar la comisión del Consorcio

El PP presentará una moción en el pleno tras el desmarque de ICV

Los partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Bilbao coincidieron ayer en que el alcalde, Iñaki Azkuna, 'se ha quedado solo' y debe cambiar la presidencia de la comisión de investigación municipal creada sobre la gestión del Consorcio de Aguas. Iniciativa Ciudadana Vasca (ICV), el socio de gobierno de PNV-EA, también se ha desmarcado de la postura de los nacionalistas y apoya que la comisión esté presidida por la oposición.

Este foro se reunió por vez primera el pasado día 11 con el fin de iniciar las labores de investigación de la entidad encargada del saneamiento y abastecimiento de agua de 53 municipios de Vizcaya, acusada de desvío de fondos en el Plan Integral de Saneamiento por más de 120 millones de euros y 'enchufismo' en contrataciones de personal y adjudicaciones de obras. Además, el Consorcio se enfrenta a dos denuncias judiciales por criticar al PP y al PSE en anuncios de prensa. La primera reunión no sirvió más que para paralizar la comisión, ante la postura coincidente de toda la oposición (PP, PSE, Batasuna e IU) de que se cambie la presidencia, ahora en manos de la concejal peneuvista Isabel Sánchez Robles.

Pese a que ICV votó junto al PNV-EA a favor de mantener la presidenta, la formación del ex alcalde José María Gorordo anunció el miércoles su deseo de que sea presidida por un miembro de la oposición.

El alcalde mostró ayer su 'sorpresa' por la postura de su socio, que consideró 'extemporánea'. El portavoz del PP, Antonio Basagoiti, manifestó que ICV 'va a tener oportunidad de mostrarlo en público', ya que su formación presentará al pleno municipal de la próxima semana una moción para que cambie la presidencia de la comisión.

Basagoiti opinó que, con la decisión de ICV, Azkuna 'va a tener que cambiar de postura, puesto que se queda solo'. El edil popular insistió en que las reticencias de alcalde, quien tiene la potestad de nombrar al presidente de una comisión especial, a cambiar la presidencia 'demuestra que tiene algo que ocultar' sobre la gestión del Consorcio de Aguas, que es investigado también por el Tribunal Vasco de Cuentas.

El socialista Raúl Fernández de Arroyabe admitió que el anuncio de ICV 'ha sorprendido un poco' a todos los grupos e instó a Azkuna a no 'ignorar la realidad de que 20 de los 29 corporativos le piden que la comisión esté presidida por la oposición, como sucede en todas las instituciones'. Coincidió en que el PNV 'se queda solo' y anunció que su grupo esperará las próximas decisiones de Azkuna. 'Entendemos recibe presiones fuertes del PNV para que las investigaciones sobre el Consorcio no salgan a la luz antes de las elecciones municipales del próximo año', concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de septiembre de 2002