Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo textil Inditex eleva un 32% su beneficio en el primer semestre

La mitad de las ventas del fabricante de Zara proviene de centros ubicados en el extranjero

Las ganancias del grupo textil Inditex no paran de crecer. La firma, propietaria de la cadena de ropa Zara, logró unos beneficios de 120,8 millones de euros netos en los seis primeros meses del año, una cantidad que representa el 32% más que en el mismo periodo de 2001. También los ingresos crecieron un 25% durante el primer semestre, hasta alcanzar los 1.660,2 millones de euros.

El grupo, que cuenta con 1.376 tiendas repartidas en 41 países, atribuye el incremento de la facturación tanto al mayor número de locales existentes como al crecimiento de ventas en esos centros. En los siete primeros meses del año las siete cadenas del grupo Inditex han abierto 92 nuevos centros. Las ventas en las superficies comparables, es decir, las que ya existían en el primer semestre de 2001, se incrementaron un 12,5%.

Gran parte del crecimiento de Inditex, propiedad del empresario Amancio Ortega, que se ha convertido en la primera fortuna de España, obedeció a la expansión internacional. Las ventas en tiendas de otros países aglutinaron el 54,5% del total de ingresos, frente al 53,1% del ejercicio anterior. El área de mayor crecimiento se sitúa en los países europeos, donde los ingresos aumentaron un 40%, hasta representar el 32,4% de las ventas totales. En el primer semestre de 2001 la participación se situaba en el 28,9%.

280 tiendas nuevas

Inditex pretende continuar la apertura de nuevos centros durante este año. El grupo confía en haber inaugurado a final de año entre 245 y 280 tiendas, incluidas las 92 ya en funcionamiento. Entre las aperturas más significativas destacan los seis nuevos almacenes de Zara previstos en el Reino Unido, los cuatro de Francia, los tres de Alemania y los dos de Italia. El 80% de las nuevas instalaciones de Zara durante este año se producirá fuera de España. En cuanto a las marcas textiles Pull & Bear y Massimo Dutti, la mitad de ellas se ubicará en el extranjero.

En el periodo transcurrido desde junio el grupo asegura que el crecimiento de las ventas se ha mantenido 'en línea con las expectativas'. La empresa continuará explotando los formatos de ropa joven.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de septiembre de 2002